DOSSIER/ LA MINGA Resistencia de las organizaciones indígenas, campesinas y populares…Comunicados, Peticiones, acciones, solidaridad…ASI VA…

Actualización el 5 de abril 2019

Tiempo Real Popayán

20 h · 

#PIERO 
Y SU MENSAJE A LA MINGA INDÍGENA Y AL PRESIDENTE IVÁN DUQUE.


#MingaCRIC #MingaIndígena #Cauca

Seguiremos trenzando los caminos de resistencia con más fuerza y dignidad

4 abril, 2019

https://i2.wp.com/www.cric-colombia.org/portal/wp-content/uploads/2019/04/Seguiremos-trenzando-los-caminos-de-resistencia-con-m%C3%A1s-fuerza-y-dignidad-minga-2019.jpeg?resize=696%2C342&ssl=1

La minga por la defensa de la vida, el territorio, la democracia, la justicia y la paz continúa caminado con la representación de los pueblos indígenas del departamento del Cauca que se agrupan al Consejo Regional Indígena del Cauca CRIC, Consejo Regional Indígena de Caldas CRIDEC, Consejo Regional Indígena de Huila CRIHU, Departamento de Nariño, organizaciones sociales, procesos populares y parte de las otras regiones del país.

El movimiento indígena caucano muchas veces se ha levantado en minga, eso no quiere decir que sea por vicio, ni mucho menos por costumbre o porque se nos ocurre hacer un daño al país como lo ha manifestado la ministra del interior Nancy Patricia Gutiérrez en reiteradas ocasiones.

En lo que lleva la minga social del suroccidente se han presentado arremetidas en los puntos de concentración donde se encuentran las mingueras y migueros, además de estos actos de violencia y tratamiento militar a la minga, no suficiente con eso el día 03 de abril son atacadas las instalaciones del Consejo Regional Indígena del Cauca CRIC y la Asociación Indígena del Cauca AIC-EPS, IPS Minga, por personas incitadas por una clase política y empresarial que solo piensa en los interés individuales que no favorecen a la población mayoritaria.

La sociedad civil de Colombia tiene que leer cómo el gobierno nacional en cabeza de Iván Duque y su partido político Centro Democrático están dispuestos a ir en contra del pueblo, con el fin de lograr los propósitos de sus políticas de despojo, dándole un tratamiento militar a las comunidades mingueras, como lo que ocurrió en el municipio de Morales vía a Suárez, en donde la fuerza pública de manera desmedida disparó contra la comunidad civil dejando a varios heridos. El día 02 de abril en el territorio de Jebala donde está el otro punto de concentración las balas asesinas apagaron la luz de vida a Deiner Yunda Camayo quien se encontraba en las justas luchas exigiendo el derecho a la vida.

Realmente es indignante el extremo de la xenofobia en su máxima expresión por los participantes en la supuesta movilización pacífica en contra de la minga, pero lo más terrible es que la fuerza pública se vuelve permisiva ante estos ataques.

Los entes independientes al estado, en este momento no son tan independientes, están obedeciendo a una corriente política del país, mientras tanto los indígenas, organizaciones sociales, procesos populares y demás solidarios de la minga seguiremos siendo judicializados, amenazados y asesinados.

Agradecemos el gran gesto de solidaridad y unidad de los estudiantes de la universidad del Cauca, quienes ante los actos de ignorancia y odio promovidos por la clase politiquera y empresarios del cauca, han respaldado la digna lucha de la minga social del suroccidente. Somos pueblos hermanos en digna resistencia y seguiremos en pie de lucha.

Por Comunicaciones CRIC

Estudiantes de comunicación propia UAIIN

Autoridades Cerro Tijeras: nos concentramos en uno de los puntos de resistencia establecidos en el Marco de La Minga

4 abril, 2019

https://i0.wp.com/www.cric-colombia.org/portal/wp-content/uploads/2019/04/logo-cerro-tijeras.jpg?fit=292%2C300&ssl=1

DENUNCIAMOS ante la Opinión Pública Nacional e Internacional, Entes Gubernamentales (Ministerio del Interior, Ministerio de Defensa, Defensoría del Pueblo, Fiscalía General de la Nación, Alto Comisionado de Paz), Organizaciones No Gubernamentales y Organismos Internacionales Garantes y Defensores de los Derechos Humanos (ONU, OEA) sobre  los siguientes hechos ocurridos el 03 de abril 2019.

Desde el sábado 30 de marzo de 2019, las comunidades pertenecientes a tres Resguardos y siete Cabildos Indígenas de la Zona Occidente, junto al Resguardo de Cerro Tijeras de la Zona Norte del Consejo Regional Indígena del Cauca (CRIC), nos concentramos en uno de los puntos de resistencia establecidos en el Marco de La Minga por la Defensa de la Vida, el Territorio, la Democracia, la Justicia y la Paz, ubicados en el sector finca Emmanuel – La Floresta, a 4 km de la cabecera municipal de Morales – Cauca, sobre la vía Morales-Cañaveral.

El miércoles 03 de abril del año en curso, desde horas de la mañana se observa la presencia de personal de inteligencia vestida de civil y de la Fuerza Pública pasando y haciendo rondas por el lugar.

Siendo las 12:30 pm, cuando las comunidades se encontraban compartiendo en la hora del almuerzo, tres tanquetas del Escuadrón Móvil Antidisturbios ESMAD identificadas como parte de la Policía Nacional de Tránsito y Transporte, irrumpen en el lugar con cerca de treinta efectivos de personal antimotines y de policías armados con fusiles.

Este personal comienza su arremetida y hostigamiento sin fundamento alguno contra las comunidades lanzando todo tipo de artefactos entre los que se incluyen gases lacrimógenos, bombas de aturdimiento, papas bomba, recalzadas y balas convencionales. Al personal armado no le importó que en el lugar hacen presencia parte de la población civil que incluye niños y niñas de diferentes edades, mujeres en gestación, adultos mayores, una persona con capacidad diferencial, así como jóvenes y adultos. Muchas de estas personas, víctimas de los atropellos de la Fuerza Pública, tuvieron que salir corriendo y/o buscar refugio.

A la derecha tanquetas lanzando gas lacrimógeno a la izquierda gases y banderas que posteriormente fueron incineradas por la fuerza pública

A la derecha tanquetas lanzando gas lacrimógeno a la izquierda gases y banderas que posteriormente fueron incineradas por la fuerza pública

El personal armado destruye e ingresa principalmente al campamento y la cocina comunitaria de la comunidad de Cerro Tijeras, donde estaban las zonas de alojamiento en carpas, tanto al exterior como al interior de viviendas de propiedad privada del Cabildo de Morales. Allí destruye las pertenencias de las comunidades, cortan e incendian las carpas y contamina los alimentos crudos y preparados que se encontraban en el lugar. También bajan las banderas del CRIC y de la zona Occidente que se encontraban en el lugar, para luego pisotearlas y quemarlas.

   A la derecha, cocina y alojamiento de comunidades de Cerro Tijeras, a la izquierda, resultado final luego de destrucción del lugar.
Destrucción de la zona de concentración, quema de camping, saqueo y pérdida de pertenencias.


A la derecha, cocina y alojamiento de comunidades de Cerro Tijeras, a la izquierda, resultado final luego de destrucción del lugar.

Destrucción de la zona de concentración, quema de camping, saqueo y pérdida de pertenencias.

Adicionalmente el ESMAD ingresa a las viviendas de propiedad privada donde las comunidades se refugiaban y muchas estaban asfixiadas por la concentración de los gases. Un menor de edad y una mujer terminan desmayándose por la asfixia. En una de las viviendas ingresa la fuerza pública y desde el balcón disparan gases.

A la derecha ingreso de fuerza pública a una vivienda y disparos desde el balcón; a la izquierda artefactos recogidos luego de la incursión de la Fuerza Pública.

A la derecha artefactos recogidos luego de la incursión de la Fuerza Pública.

A la izquerda  ingreso de fuerza pública a una vivienda y disparos desde el balcón; a la izquierda

Producto de los atropellos de la Fuerza Pública, resultan heridos 6 hombres entre jóvenes y adultos, incluyendo una de las autoridades Sa’th We’sx de Cerro Tijeras, así como dos personas heridas de gravedad y que laboran como docentes en las instituciones educativas del Resguardo Indígena, quienes fueron golpeados en todo el cuerpo incluyendo golpes contundentes en su cráneo, lo que les significó la pérdida temporal del conocimiento; una de estas personas en estado delicado porque tiene antecedentes de trauma craneal y a la otra persona le hurtaron los documentos personales y celular.

Docentes de Cerro Tijeras heridos por golpes contundentes en su cráneo.

Docentes de Cerro Tijeras heridos por golpes contundentes en su cráneo.

Luego de media hora, las tres tanquetas y el personal armado se retiran del lugar. Posteriormente cerca de las 6:00 pm, un helicóptero de la Fuerza Pública sobrevoló sobre el sitio de concentración.

Las comunidades pertenecientes a tres Resguardos y siete cabildos indígenas de la zona occidente, junto al Resguardo de Cerro Tijeras de la zona Norte del Consejo Regional Indígena del Cauca (CRIC), nos encontramos en permanente zozobra ya que durante la noche del miércoles, madrugada y mañana del jueves 04 de abril y hasta el momento de la emisión de esta denuncia-comunicado, hemos evidenciado la llegada de personal militar en cercanías del sitio de concentración y de la misma cabecera municipal de Morales.

En este sentido nos declaramos en ESTADO DE ALERTA:

La minga social del suroccidente, comunidades y autoridades tradicionales ubicados en el punto de concentración de la minga en Morales, responsabilizamos al Ministerio de Defensa Nacional de cualquier anomalía y situación de agresión que se presente por parte de la Fuerza Pública que hace presencia en el lugar. El Ministerio de Defensa Nacional, junto a los principales medios de comunicación del país, en vez de investigar y dar a conocer información verídica de los atropellos que han sido ampliamente denunciados por parte de la Minga desde su inicio, incluyendo infiltraciones, falsos positivos, uso de armas de fuego y objetos hechizos no permitidos como recalzadas para disparar a los mingueros y mingueras, se han coordinado para estigmatizar y señalar irresponsablemente a la minga y sus mingueros.

Rechazamos y alertamos sobre las afirmaciones del Ministro Guillermo Botero en los medios de comunicación, quien el día 03 de abril, no descartó el uso de la fuerza desmedida para desbloquear las principales vías del país, donde se concentran las migueras y migueros del suroccidente.

Frente al legítimo derecho de la Protesta Social, como derecho consagrado en la Constitución y la Ley, recordamos que la Sentencia C-009 de la Corte Constitucional indica que “Las Fuerzas Militares no podrán intervenir en el desarrollo de operativos de control, contención o garantía de la realización de las movilizaciones sociales terrestres, salvo los casos en los que excepcionalmente los autoriza la Constitución y la Ley”.

Firman, las Autoridades Ancestrales Sa’th We’sx del Resguardo Indígena Nasa de Cerro Tijeras.

comunidadcerrotijeras@hotmail.com Reconocido por la Dirección de asuntos indígenas, minorías y ROM del Ministerio del Interior y de Justicia. Resolución No. 00155 del 22 de octubre de 2010

Ciudadanos opositores a la minga atacaron sede del CRIC en Popayán

Policía debió controlar la situación que termino en pedreas.

CARACOL RADIO

03/04/2019 – 15:38 COT

En el sector centro de la ciudad de Popayán ciudadano inconformes por el cierre de la panamericana atacaron en la mañana de este miércoles la sede principal del Consejo Regional Indígenas del Cauca CRIC, y al emprendieron a piedra, sin que se registraran personas heridas.

Podría interesarle: Indígenas de Sucre se unen a la minga nacional.

La comunidad manifestante llegó gritando arengas de fuera el CRIC del Cauca y “no más bloqueos” , hasta encontrarse con un grupo de indígenas que permanecía en esa sede a quienes increparon por el bloqueo a la vía Panamericana. De un momento a otro comenzaron las pedreas contra esa sede y por ello unos 300 hombres del Escuadrón Antidisturbios de la Policía Nacional debieron intervenir para bajar los ánimos de los manifestantes.

El comandante de la Policía Metropolitana de Popayán, coronel Nelson Díaz, Dijo que la situación no pasó a mayores, pero fueron momentos dramáticos para el sector por cuanto hubo que utilizar gases lacrimógenos para dispersar a los inconformes. Varios de los afectados por los bloqueos, dijeron que ya es suficiente con este tipo de protestas indígenas que no son conscientes del grave daño que le están haciendo al departamento del Cauca y su capital.

https://caracol.com.co/emisora/videos/2019/04/03/popayan/1554323334_069806_83333700_fotograma_2.jpg

https://caracol.com.co/emisora/2019/04/03/popayan/1554323334_069806.html

Más vivos que nunca: la minga no se divide

Los movimientos confluyen y la minga alcanza un carácter nacional y unitario. Mientras el Gobierno sigue sin abrir caminos de diálogo creíbles, los movimientos del Cauca y de Buenaventura confirman su unidad y su fortaleza.

02 Abr 2019

Camilo Alzate | Foto: ONIC  | La Delfina, Buenaventura

Veo un pendón con el rostro de Iván Yonda, guardia indígena nasa de Florida. Luego otro pendón: Rivaldo Siágamo, 21 años, la cara de niño imberbe. El hombre del micrófono dice que era un muchacho emberá de Argelia, voluntarioso y colaborador, se ofreció para ir a la minga cuando pidieron voluntarios. Dice que en su comunidad están muy tristes porque deja un hijito de un año. La procesión continúa. Sigue otro pendón con el rostro de Yeison Hernández, del municipio de Dagua, después uno más con el de Ferney Ramos, otro nasa de Florida. El hombre del micrófono dice que lo conoció personalmente en un campeonato porque le encantaba jugar al fútbol. La procesión está llegando al final, pasa un pendón con el rostro de Jonathan Landínez, 26 años, estudiante de arquitectura de la Universidad del Valle. El hombre del micrófono dice que estaba a punto de graduarse y que era un joven entregado a las causas sociales: apoyaba varios cabildos indígenas del valle, había hecho su tesis con los campesinos de Tuluá.

Este reguero de pantano quiere impregnarlo todo: los cambuches, las casas, las sillas de plástico blancas apiladas bajo la gran carpa central también blanca, las botas, las camisas, los pantalones, las cerbatanas y bastones de la guardia indígena, con un extremo embarrado y con el otro coronado por flecos de colores. Este lunes primero de abril ha llovido la mañana completa en La Delfina y el río Dagua es un torrente embravecido con el color de la tierra anaranjada, la autopista a Buenaventura es otro torrente a su lado, otra creciente pero de tractomulas que suben y bajan, que vienen o van al puerto, que mueven 40 billones de pesos cada año nada más en exportaciones. Avanza la procesión de guardias hasta rodear la carpa central en el homenaje a sus compañeros caídos. Los bastones y cerbatanas en alto, sus rostros fruncidos, la piel silenciosa, cobriza.

El jueves 21 de marzo, una explosión mató siete miembros de la guardia indígena y un estudiante de la Universidad del Valle que acampaban en una ramada adentro del cañón de Pepitas. Todos habían llegado allí desde distintos resguardos del Valle del Cauca para participar en la minga. Tres guardias más sobrevivieron pero permanecen internados en hospitales de Cali bajo pronóstico reservado. El incidente no sólo retrasó el inicio de la protesta sino que además supuso un golpe de entrada para la moral de los manifestantes: obligó a cambiar a última hora el punto de concentración, que se trasladó varios kilómetros abajo, a La Delfina, y también dio pié a los señalamientos del gobierno; una vez más se estigmatizó a los indígenas, se dijo que estaban infiltrados por “terroristas”, pero las versiones del hecho resultaron encontradas: los dirigentes de la minga aseguraron que había sido un atentado contra la movilización y adujeron que días antes un dron sobrevoló la finca donde acampaban los guardias. El gobierno atribuyó la explosión a los mismos manifestantes y los acusó de estar preparando artefactos explosivos que serían usados en la protesta.

“Los traje vivos y a los cuatro días volví por ellos muertos”, cuenta el chofer que transportó a dos de los guardias. “Venían muy animados, me decían que les pusiera música”. El cañón de Pepitas queda a una hora a pie desde la autopista subiendo por una trocha de herradura. Los testigos relatan que la ramada donde ocurrió la explosión quedó destruida por completo y que había miembros y restos de sangre dispersos a muchos metros a la redonda. Al estudiante de Univalle, dice el chofer, sólo le encontraron las piernas, había vísceras y brazos cercenados. Los cadáveres fueron transportados en sábanas y costales hasta la autopista, donde la Fiscalía practicó la diligencia de levantamiento. “Ellos no están muertos. Están más vivos que nunca”, se lee en una pancarta pintada a mano que cuelga en la gran carpa blanca de La Delfina, la misma donde se han sostenido las negociaciones con el gobierno.

***

Cuando la ministra Nancy Patricia Gutiérrez instaló el viernes 29 de marzo una nueva mesa de negociación con los indígenas concentrados en La Delfina hubo una verdadera feria de titulares de prensa. Los más optimistas (y amañados) sugerían que los indígenas por fin dialogaban y cedían, otros más reales (pero no menos amañados) indicaban que el gobierno conversaba sólo con aquellos que no ejercían las vías de hecho. En cualquier caso, el daño estaba hecho: ante la opinión pública el movimiento aparecía dividido entre los indios salvajes, revoltosos y dañinos que taponan la Panamericana, y los indios civilizados y pacíficos de La Delfina. De repente había dos mingas: la del Cauca y la de La Delfina. El gobierno lavaba su imagen mostrando una versión amable y conciliadora que endilgaba la responsabilidad de la crisis a la minga del suroccidente por su negativa a levantar los bloqueos.

En el Cauca algunos interpretaron la mesa de La Delfina como un acto de traición y oportunismo. Ellos, que ya ajustaban dos semanas de bloqueos y agarrones con la Policía se quedaban fuera del pastel mientras otros conversaban con el gobierno.

Pero de fondo están las fricciones al interior de la Organización Indígena de Colombia (ONIC), fundada hace tres décadas por varios consejos indígenas, entre ellos el Consejo Regional Indígena del Cauca (CRIC), y que reúne a 50 organizaciones y 84 pueblos originarios del país. El CRIC fue hegemónico al interior de la ONIC durante años pero ahora organizaciones pequeñas que surgieron bajo su sombra e impulso en otras regiones han ganado independencia y vuelo propio, sienten que se han quedado fuera de acuerdos anteriores con el Estado y que deben impulsar una agenda propia. Este es un reclamo justo, aunque a veces se entremezcla y se confunde con los intereses de burócratas y oportunistas que aprovechan el movimiento indígena para catapultar sus intereses personales. Entre los charcos de barro de La Delfina acampan cinco mil indígenas del Chocó, Risaralda, Quindío, Antioquia, Valle del Cauca, Putumayo y Nariño que pertenecen a los pueblos nasa, emberá, pasto, inga y wounaan, agrupados en media docena de organizaciones. La vocería de esta manifestación está encabezada por Luis Fernando Arias, un kankuamo de la Sierra Nevada que preside la ONIC.

“Aquí no hay indios buenos y malos, aquí no hay indios revoltosos y pacíficos”, les dijo el zenú Darío Mejía a los miembros de la comisión política de la minga del suroccidente en El Pital, Cauca, hasta donde viajó el 31 de marzo como vocero de La Delfina para entablar un acercamiento que permitiera unificar ambas mingas: “Todos somos aguas del mismo río”. Tras dos reuniones de urgencia los voceros de ambas concentraciones acordaron la unidad y emitieron el 1 de abril un comunicado conjunto donde afirman: “Somos una sola movilización con identidad, planteamientos políticos comunes y exigencias específicas”.

***

Cuatro voluntarios para donar sangre de tipo O positivo se agrupan frente a la tarima y parecen a punto de salir hacia Cali. “No pueden tener tatuajes”, les dice el hombre del micrófono, “no pueden haber tenido anemia ni paludismo”. La sangre es para una transfusión urgente a uno de los guardias que resultaron heridos en la explosión y que permanece en estado de coma en un hospital de Cali. Es 1 de abril y otra vez vuelve a llover en La Delfina. Van a ser las cinco de la tarde pero los indígenas aún esperan que llegue el alto comisionado para la Paz, Miguel Ceballos, comprometido a presentarse hoy en la mesa de negociaciones. Al final no llegará, confirmando la ‘buena voluntad’ del gobierno.

“Acá se decidió que la mesa fuera pacífica, por los muchachos (muertos). El gobierno se aprovechó de eso”, explica Diana Carolina Yonda, una muchacha nasa de la guardia indígena. “Hasta el momento estamos con el propósito de no ir a las vías de hecho, pero ya con el mensaje que el gobierno nos dio ayer eso cambia; a eso vinimos, es de la única manera que el gobierno nos atiende, sino acá nos van a tener de delegación en delegación”.

Era obvio que el presidente de la República, Iván Duque, no pretendía conceder nada a la minga, sino conseguir la foto de su flamante ministra junto a los indígenas para provocar un golpe de opinión y así dividir la protesta. “No fue un error instalar otra mesa de negociación: con eso estamos desenmascarando al gobierno”, asegura Cristian Rivera en el debate ante la asamblea de comuneros. La mesa de La Delfina fracasó al tercer día cuando el gobierno envió delegados de poco nivel sin ningún poder de decisión que comenzaron a dilatar las conversaciones. La última de tales comisiones estaba conformada por Eduardo Silva y José Hueso Mena, funcionarios locales de la Procuraduría.

Los mingueros pedían –y siguen pidiendo– la presencia de la Fiscalía, además de garantías de no judicialización, un tema que ha sido crucial en La Delfina desde el primer momento, pues la minga empezó enrarecida con el asunto de la explosión y la consiguiente amenaza de procesos judiciales contra sus miembros. En tres días de diálogos no hubo ningún acuerdo entre las partes.

Los mingueros de La Delfina pasaron toda la mañana debatiendo si bloquear o no la autopista a Buenaventura para presionar al gobierno. Se preguntaban cómo hacerlo, si con troncos, si con una marcha como en años anteriores, si con pequeños grupos que atravesaran mulas en la vía. Alguien pide el micrófono y recuerda al compañero muerto por tiros de fusil en 2016, otro habla del consejero que perdió un ojo con un disparo de perdigón, aquel precisa cómo aquella vez tuvieron más de treinta heridos en quince minutos. El impacto de tal bloqueo, aunque sea de unas pocas horas, es muy superior al de la vía Panamericana. Por esa carretera se mueven la mitad de las exportaciones del país, alguien pierde miles de millones de pesos cada que un buque no puede cargar o descargar a tiempo sus contenedores.

El mismo sábado en que la ministra Gutiérrez estuvo en La Delfina un coronel de la policía advirtió a los líderes de la guardia: “Sabemos que ustedes están preparados y nosotros también. No vamos a permitir que tapen esa carretera ni un minuto”.

Comunicado conjunto de la minga suroccidente y minga nacional por la vida

1 abril, 2019

https://i2.wp.com/www.cric-colombia.org/portal/wp-content/uploads/2019/04/logo-comunicados-conjunto-Minga-por-la-vida.jpeg?resize=696%2C187&ssl=1

La Minga es una práctica cultural y ancestral, que consiste en el trabajo colectivo en beneficio de las comunidades, parte del derecho propio y cosmovisión de los Pueblos. Esta forma de trabajo es legítima y ha sido el camino que hemos recorrido para lograr el reconocimiento  de nuestros derechos. Debido al reiterado incumplimiento de acuerdos pactados con el Gobierno colombiano, la emergencia social, económica, ambiental y cultural, la sistemática violación a la vida y los derechos humanos y por la defensa de la paz, durante el año 2019 nos hemos visto en la necesidad de activar la exigibilidad de derechos a través de la minga.

El día 10 de marzo, nos convocamos como Minga por la defensa de la vida, el territorio, la democracia, la justicia y la paz, como suroccidente, en varios puntos de los departamentos de Cauca y Huila con la participación del CRIC, CRIDEC, CRIHU y sectores campesinos de la Mesa Campesina del Cauca. Posteriormente, el día 25 de marzo, nos concentramos en el Resguardo Indígena Nasa y  Embera Chamí, corregimiento La Delfina, Valle del Cauca, con participación de varias organizaciones indígenas regionales del país que confluyen en nuestra Organización Nacional Indígena de Colombia – ONIC, como Minga Nacional por la vida que seguirá creciendo en distintas regiones del país.

Reunidos hoy, bajo los principios de Unidad, Territorio, Cultura y Autonomía, manifestamos:

Somos una sola movilización, con identidad, planteamientos políticos comunes y exigencias específicas de cumplimiento de derechos.

Es imperativa la presencia del Presidente de la República, Señor Iván Duque Márquez, en el territorio Sath Tama Kiwe, Resguardo KWET KI´NA, vereda El Pital, municipio de Caldono (Cauca), para realizar un diálogo político y reivindicativo, de acuerdo a la agenda presentada por la minga. Así mismo, es necesario avanzar en soluciones concretas establecidas en los espacios de concertación de las mingas.

Es indispensable garantizar por parte del Gobierno Nacional el ejercicio legítimo de movilización, lo que implica la no criminalización, estigmatización, no judicialización ni tratamiento militar y uso de la fuerza desproporcionada en contra de nuestros comuneros.

Nuestras mingas de Suroccidente y la Minga Nacional por la vida no se encuentran infiltradas ni financiadas por ningún actor armado regular ni irregular, tampoco están sujetas a intereses distintos a los mandatados por las comunidades.

Agradecemos a los mandatarios locales, regionales, congresistas, estudiantes, sectores sociales, académicos, religiosos, populares y comunidad nacional e internacional que han expresado su solidaridad. Además de su llamado al diálogo entre el Gobierno Nacional y los Pueblos y Organizaciones en Minga.

1° de Abril de 2019 Territorio indígena de Sa´th Tama Kiwe,  resguardo KWET KI´NA – Las Mercedes, municipio de  Caldono, Cauca.

Pueblos indígenas, organizaciones sociales, procesos populares y minga nacional por la vida  

Suspende dialogo la Minga Nacional Por la Vida  con el GobiernoNacional

por ONIC/ 01 Abril 2019

https://www.onic.org.co/images/comunicados/minga/2019/mingadelfina0104.jpeg
  • Por falta de garantías de DDHH – estigmatización, militarización y no judicialización de los Mingueros.

La Delfina, Valle del Cauca, 31 de Marzo de 2019. P.m.

Suspende dialogo la Minga Nacional por la Vida, La Defensa del Territorio y La Paz, con el Gobierno Duque,  por falta de garantías de DDHH, en cuanto a garantías de no estigmatización, no militarización y no judicialización de los Mingueros y Mingueras a lo largo y ancho del país.  Esta decisión se toma desde el punto central de la mesa de diálogo y negociación en el  Resguardo Nasa Embera ´La Delfina´ municipio de Buenaventura  Valle del Cauca – vía al mar.

La tarde de este 31 de Marzo, como estaba previsto  se comenzó el dialogo con el primer punto de los cinco (5),   el de ´Defensa de la Vida, la Paz y los Derechos Humanos´.  Y lo que  sabemos es que en gran parte de los puntos de la Minga Nacional, persisten hostigamientos y refuerzo del ESMAD,  lo que denota respuesta militar a la protesta social que de manera pacífica se lleva a cabo, como derecho constitucional en Colombia. 

Pese a que el acto de apertura de la Mesa de Diálogo  y Concertación el pasado 29 de marzo,  el Gobierno Nacional en cabeza de la Ministra del Interior y el Alto Comisionado para la Paz, leyeran acta y en comunicado público se comprometieran a “El Gobierno Nacional entrega a la opinión pública nacional e internacional, que respeta la libertad de expresión y el derecho Constitucional a la legítima protesta social, de acuerdo con la Constitución y la Ley, el gobierno rechaza la estigmatización hacia los participantes de la Minga Nacional por la Defensa de La Vida, los Territorios y la Paz. Reafirmando que los Pueblos Indígenas no son terroristas, reconociendo y respetando el ejercicio de la jurisdicción especial indígena”.

La Minga Nacional por la Vida,  en el punto de  concentración central –  Resguardo Nasa Embera ´La Delfina´ municipio de Buenaventura  Valle del Cauca, decide suspender los diálogos por falta de garantías en la materia.  Es imperante detener la ola de violencia contra los Pueblos Indígenas y otros sectores sociales,  ya que sólo  desde que se firmó el Acuerdo Final de Paz, han sido asesinados 117 líderes indígenas, 61 de los cuales se registraran en lo que va del gobierno de la Presidencia Iván Duque Márquez.

Demandamos de los organismos garantes como Naciones Unidas, MAPP OEA,  Defensoría del Pueblos, Procuraduría General de la Nación, Fiscalía, Gobernaciones y Alcaldías, organismos de DDHH a nivel nacional e internacional y comunidad en general a velar por las garantías al derecho de la protesta social, que se desarrolla a  lo largo y ancho del país de manera pacífica.

Pese a todo, La Minga Nacional Por la Vida, La Defensa del Territorio y La Paz, se robustece y propende caminar la Unidad, en planeación y tejido conjunto, porque la Unidad es el camino, con todas las organizaciones indígenas hermanas, procesos hermanos como los afrodescendientes y campesinos, y otros procesos de defensa y cultivar de derechos, caminemos como lo que somos, hermanos – hijos de la misma madre, la Madre Tierra.

Nuestra lucha no es sólo por nuestra gente sino por Colombia y por la humanidad, porque somos llamados al cuidado del ecosistema, las lagunas, los ríos, mares, montañas,  selvas, llanuras, páramos, cerros,  desiertos, sitios sagrados… Nuestra lucha es sagrada para cultivar y defender la Vida.  Así avanza la  #MingaNacionalPorLaVida.

mingadelfina01042

¡En Unidad defendamos la Vida, los territorios, la Paz, y la Pervivencia de los Pueblos y todos los Colombianos!

Los U’was de Boyacá se suman a protesta indígena para reforzar Minga del Cauca

marzo 29, 2019 Rio Noticias País

http://rionoticias.co/wp-content/uploads/2019/03/IMG_20190329_095315-678x381.jpg

La comunidad U’wa asegura que se tomarán la región del Sarare, limítrofe entre Boyacá y Arauca; y en el sector de Cedeño, entre Boyacá y Norte de Santander.

Ellos aseguran que la comunidad indígena del centro oriente colombiano no es ajena al abandono que desencadenaron los bloqueos y el paro en el sur del país, por parte de la Minga del Cauca.

Armando Tegría, presidente de Asouwas, habló para Caracol Radio y dijo que “estamos en un abandono total. Los gobiernos jamás nos cumplen, estamos de acuerdo con todas las manifestaciones de la Minga Nacional y solicitamos, sobre todo, ese planeamiento y saneamiento territorial exigido durante por lo menos los últimos 30 años”.

https://cr00.epimg.net/emisora/imagenes/2018/11/12/bogota/1542047668_788572_1542048252_noticia_normal.jpg

Los U’was anunciaron que se tomarán la región del Sarare y en el sector de Cedeño. Foto: ONIC

El representante de los U’was indicó además que la protesta será indefinida y que no se descarta la posibilidad de participar en el Gran Paro Nacional del próximo 25 de abril.

Exigen el respeto a la Minga y le piden voluntad política y de cumplimiento de los acuerdos firmados por el estado colombiano, reiteran la no aceptación a técnicas como el Fraking, la defensa a la salud y educación; y su oposición contra la ley TIC.

https://www.onic.org.co/images/noticias/2016/06/asouwa.jpg

Los U’was mantienen una lucha contra explotación petrolera en su territorio mediante técnicas como el Fraking. Foto: Google

El pueblo indígena U’wa está compuesto por más de 7.500 indígenas asentados entre Boyacá, Arauca, Casanare y Norte de Santander.

Apropósito de la minga, lo que duque debe saber del Cauca

25 de marzo 2019

https://i2.wp.com/www.cric-colombia.org/portal/wp-content/uploads/2019/03/IMG_3631.jpg?resize=696%2C464&ssl=1

Por Jaime Soto Palma – Periodista de Enlace Regional

Si o si en algún momento Duque tendrá que venir, pero no a ningún club, ni al parque Caldas, a un resguardo muy posiblemente y se sentará con “esos indios” a hablar de tú a tú de derechos. Si, de eso, y conocerá el Cauca, y entonces se dará cuenta “chamo” que el Cauca no queda en Venezuela, ni en Cúcuta, ni en Chile, sino aquí, donde las trochas rurales hacen las veces de vías y donde en la capital, Popayán, hay desabastecimiento cuando esos vagos que cultivan la tierra entran en paro.

Si, este Cauca alborotado, rebelde e insubordinado traerá a Duque, obligado, y le recordará que el 60% del agua que consume el país nace en territorios indígenas y que es pura, purísima, porque la cuidan. Qué en estos mismos territorios hay todavía bosque andino que se conserva y, lagos y páramos que ayudan a regular el clima por lo que aún hay en el país, desde la Guajira hasta la Amazonía, abundancia de comida. También se le recordará que en plena época de las redes sociales, de la Economía Naranja y, de la neurociencia y de la nanotecnología, todavía hoy se cohabita en este territorio con los espíritus de la naturaleza, con el andar del sol y la luna y que, por todo lo que nos ofrece se le rinde tributo a la madre tierra. Qué no se permitirá el fracking porque la hiere ni la presencia de compañías mineras.

También, a Duque se le recordará que si olvida traer su guitarra, aquí encontrará una chirimía. Qué si necesita un acetaminofén, aquí se le tratará con medicina tradicional. Qué si su anhelo es volver trizas los acuerdos de paz, aquí se le puede controlar con un refrescamiento. Qué si tiene miedo de venir, aquí hay una guardia indígena esperándolo y, que si viene a engañar, aquí de nuevo se le suavizará con otro bloqueo.

De otro lado, Duque además debe saber, si es que no lo sabe, que en el Cauca coexisten cuatro razas; la negra, la indígena y la mestiza, y la supremacista mestiza; racista, de sangre azul, aria, superior y pura que no desciende del blanco español ni de ninguna otra. Que son pobres diablos en su mayoría que conciben la de los otros, la de “esos negros” y “esos indios”, y especialmente la de “esos indios” inferior y despreciable cuando se levantan a reclamar derechos.

Duque viene obligado, si, y tiene que entender que, en las manos de “esos indios” y de esos campesinos, hoy en minga, está la riqueza ambiental que este país y el mundo necesitan, y que su azadón, y sus luchas, alimentan y mueven este departamento las veces que quieran.

Fuente:
Enlace Regional

Comunicado a la opinión pública frente a las falsas acusaciones de la Fiscalía General de la Nación y medios de comunicación hacia la minga del suroccidente colombiano  

19 marzo, 2019

https://i0.wp.com/www.cric-colombia.org/portal/wp-content/uploads/2019/03/minga-suroccidente-2019.jpeg?resize=696%2C363&ssl=1

Ante las reiteradas y falsas acusaciones públicas por parte de la Fiscalía General de la Nación contra las y los participantes en la Minga por la defensa de la vida, el territorio, la democracia, la justicia y la paz expresamos nuestro rechazo a estos continuos y malintencionados señalamientos relacionados con la presencia de familias, mujeres, hombres, niños y ancianos en ésta gran movilización social, justa y legítima de pueblos indígenas, campesinos y sectores sociales.

Somos todos un pueblo en minga, salimos a visibilizar un trabajo en comunidad y en familia para reivindicar los derechos humanos, sociales, culturales, económicos y ambientales del pueblo colombiano de acuerdo con nuestra cosmovisión como pueblos milenarios, incluyendo siempre la construcción y afirmación de comunidad y el fortalecimiento de nuestros procesos organizativos.

Nuestros niños y jóvenes son semilla de vida, en minga aprenden nuestros valores como culturas milenarias, conocen nuestros procesos de lucha y persistencia, y serán ellos quienes seguirán llevando la justa lucha de todo un pueblo por la defensa de la vida, los territorios, la democracia, la justicia y la paz ante un gobierno indolente y una economía de muerte, empobrecimiento, desplazamiento y saqueo de los territorios, siguiendo los pasos de nuestros mayores.

Desmentimos las desmedidas y cínicas declaraciones dadas por el gobernador del departamento del Cauca Oscar Campo, gremios del departamento y divulgadas por medios de comunicación, que sin medir las consecuencias aportan a formar un imaginario público en el sentido que las organizaciones indígenas, campesinas, sindicales y sociales estrían secuestrando a los habitantes de la ciudad de Popayán.

Cuando el pueblo se moviliza y reclama por sus derechos y el incumplimiento de los acuerdos ya firmados con el gobierno de Colombia y las organizaciones sociales, sale la recalcitrante burguesía caucana a airear estás versiones absurdas, en vez de utilizar los espacios que les confieren los medios y sus funciones sociales para exhortarle al gobierno para que atienda al pueblo colombiano y le cumple con los acuerdos pactados.

Estamos para construir paz, ante unos actores políticos que ponen sus intereses políticos y económicos por encima del bienestar del país, y en una actitud de fomentar la segregación y la división social decidieron optar el reverzazo a la política de paz y la estigmatización sin fundamento a las organizaciones sociales que hoy claman por la paz y por un país incluyente para toda la población colombiana.

Rechazamos las mentirosas proclamaciones del comandante de la Policía del Cauca, coronel Fabio Rojas, ante el medio de comunicación Blu Radio, que de manera fantasiosa inventó y lanzó al público un supuesto ataque con ácido a un patrullero de la policía. Rectificamos que se presentó un incidente en un retén, donde se da la orden por parte de la Policía al conductor de una chiva de destapar un recipiente que contenía un activo químico, hecho que condujo a un accidente en el cual resultaron heridos el conductor del vehículo y el patrullero.

En relación con el hostigamiento contra la fuerza pública reportado sobre la vía alterna Santander de Quilichao-Popayán en el municipio de Suárez, Cauca, nos consta sostener que las organizaciones que hacen parte de la presente minga por la defensa de la vida, el territorio, la democracia, la justicia y la paz rechazamos contundentemente cualquier accionar armado por grupos al margen de la ley, que causan desarmonización en nuestros territorios y tanto daño le han hecho a nuestras comunidades.

Denunciamos que la forma en que se presenta esta noticia en los medios de comunicación, relacionándola con los mingueros y mingueras movilizadas en una protesta legítima y pacífica de carácter civil, pretende justificar el ataque inminente a la minga por la defensa de la vida, el territorio, la democracia, la justicia y la paz.

Advertimos que se está ambientando la justificación para el uso desproporcionado de la fuerza por parte del ESMAD y las fuerzas armadas en contra de los puntos de concentración y el tratamiento de guerra a la protesta social, justificando el asesinato sistemático de líderes y lideresas sociales y poniendo en peligro los derechos humanos de la población civil movilizada en MINGA, así como el derecho fundamental a la vida de los mingueros y migueras.

Pueblos indígenas, organizaciones sociales y procesos populares del suroccidente colombiano

https://www.cric-colombia.org/portal/comunicado-a-la-opinion-publica-frente-a-las-falsas-acusaciones-de-la-fiscalia-general-de-la-nacion-y-medios-de-comunicacion-hacia-la-minga-del-suroccidente-colombiano/

ESMAD y Fuerza pública hirió a 6 comuneros en la vía panamericana con ráfagas de fusil

19 marzo, 2019

El día 19 de marzo de 2019 sobre la vía panamericana, a la altura del sector de La Agustina, fue herido en hechos confusos el patrullero de la Policía Boris Alexander Benítez, quién presentó heridas por arma de fuego en cuello y tórax, quien posteriormente falleció en la ciudad de Cali. Así mismo registramos 6 comuneros indígenas heridos con arma de fuego, causados por ráfagas de fusil disparadas directamente a los participantes en la minga por la defensa de la vida, los territorios, la democracia, la justicia y la paz, por parte de la fuerza pública, en un acto de uso criminal de las armas de dotación por parte de efectivos del ejército, y en abierta contravía a los derechos humanos y el derecho fundamental a la vida de los mingueros y migueras.

Lamentamos la muerte del patrullero Boris Alexander Benítez en hechos que son materia de investigación. Compartimos el dolor de la familia del patrullero fallecido, así como sentimos el llanto de desesperación que conmueve al país por las tantas víctimas y líderes sociales asesinados en consecuencia del recrudecimiento de la violencia que los colombianos hemos vivenciado en los pasados meses, producto de una política de gobierno que no prioriza la paz, y se encarga de estigmatizar a las expresiones de protesta legítima, sembrando odios y desdibujando los acuerdos de paz ya pactados, dándole vía al convulsionado estado que hoy presenta el país, en medio de la reactivación del paramilitarismo y de las disidencias de las farc.

Denunciamos que los medios de comunicación relacionan los hechos que le propiciaron la muerte al patrullero Boris Alexander Benitez directamente y de manera irresponsable con las protestas legítimas, pácificas y de carácter civil, que hoy están adelantando las organizaciones indígenas, campesinas, sindicales y sociales del suroccidente colombiano en el marco de la minga por la defensa de la vida, los territorios, la democracia, la justicia y la paz.

Denunciamos la presencia de civiles armados no identificados con fusiles de asalto en inmediaciones de las fuerzas del ESMAD, la Policía y el ejército colombiano, posicionados sobre la vía panamericana.

Exhortamos a los entes encargados de adelantar las respectivas investigaciones, en aras de aclarar los responsables de la muerte del patrullero Boris Alexander Benítez, así como las ráfagas de fusil disparadas contra los manifestantes en el ejercicio de su derecho a la protesta política pacífica, legítima y de carácter civil. Rechazamos las falsas acusaciones y distorsión de los hechos promovidos por los medios de comunicación, dirigidas a justificar ante la opinión pública el tratamiento de guerra contra la protesta social en Colombia.

Expresamos nuestra profunda preocupación ante estos hechos, y solicitamos a las organizaciones garantes de los derechos humanos nacionales e internacionales velar por los derechos humanos de los mingueros y mingueras, pacíficos y civiles, presentes en ésta gran movilización social del suroccidente colombiano, e intervenir ante los actos criminales por parte de la fuerza pública, como son las ráfagas de fusil indiscriminadas hacia la población civil ocurridas el día de hoy, evidenciadas en varios registros de vídeo.

Pueblos indígenas, organizaciones sociales y procesos populares del suroccidente colombiano

La minga crece en el Cauca

4 marzo, 2019

https://i0.wp.com/www.cric-colombia.org/portal/wp-content/uploads/2019/03/La-minga-crece-en-el-Cauca.jpeg?resize=696%2C338&ssl=1

#MingaCRIC

En las instalaciones de la Universidad del Valle, sede sindical SINTRAUNICOL, se dieron cita más de 18 organizaciones de Cauca, Huila y Valle, el día 1 de marzo del presente año con el fin de articular LA MINGA POR LA DEFENSA DE LA VIDA, LA DEMOCRACIA, EL TERRITORIO, LA JUSTICIA Y LA PAZ

Las organizaciones indígenas, campesinas, afros, sectores urbanos, rurales de diversas tendencias agrupadas en marcha patriótica, congreso de los pueblos, ciudad y movimiento, transportadores, estudiantes, colectivos de mujeres juveniles de ciudad, consensuaron el carácter de la movilización para enfrentar la política de muerte que viene implementando el gobierno neoliberal de Iván Duque.

Cada día se fortalece el planteamiento y las exigencias  del sentir ciudadano recogidas a través de la comisión política, quienes articulan los elementos generales que esta afectando los intereses colectivos del pueblo colombiano, los cuales han realizado un llamado al presidente de la república Iván Duque para que se siente a debatir con el pueblo sobre la difícil situación de este País.

Como es de conocimiento para ciudadanía, este año, va ser un año de movilizaciones, las cuales dieron inició en el Cauca en el mes de febrero, y que se incrementarán en marzo en el sur occidente para finalmente llegar a abril a la movilización Nacional.

Alentamos a nuestras hermanos y hermanos de la organizaciones nacionales a caminar juntos en los campos, calles y ciudades en rechazo a la guerra, la corrupción, los asesinatos y a protestar en contra del retroceso de los derechos adquiridos, derechos  que se ven amenazados por políticas de despojo que atentan con las economías, territorio y la dignidad de la ciudadanía Colombiana.

Por: Programa de Comunicaciones-CRIC https://www.cric-colombia.org/portal/la-minga-crece-en-el-cauca-mingacric/

Deja un comentario


Warning: call_user_func_array() expects parameter 1 to be a valid callback, array must have exactly two members in /home/httpd/vhosts/aipazcomun.org/httpdocs/wp-includes/class-wp-hook.php on line 286