ELN-GOBIERNO COLOMBIANO: Proceso de Diálogos hacia Negociación por la Paz en Ecuador – Documentos, Declaraciones, videos… Marzo a Agosto 2017…

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La Asociación AIPAZCOMUN Suiza, saluda la Apertura del Proceso de Negociación por la Paz, entre el EJÉRCITO DE LIBERACION NACIONAL Y EL GOBIERNO COLOMBIANO, anunciada el 10 de octubre 2016 en Caracas RBVenezuela y retomada en Quito, Ecuador en el mes de febrero del presente año. En esta sección, iremos reseñando Documentos, Acuerdos y controversias de las Partes, así como análisis y opiniones desde la visión de las VICTIMAS y expresiones de la Sociedad Civil y Prensa…

 

Colombia

VOCES DEL ELN

Lea en este enlace : http://www.eln-voces.com/,,, Artículos y opiniones a saber:

 

Edición N.570

Escrito por Revista Insurrección Categoría: Insurrección Publicado: 27 Febrero 2017

Editorial: No es coherente de parte del gobierno, sentarse a la mesa a hablar de paz mientras dilata el Cese bilateral y somete al padecimiento de la guerra a la población y a las partes que se enfrentan…

Edición N.570 / 27 de Febrero al 5 de Marzo de 2017

http://www.eln-voces.com/index.php/revistas/insurreccion/998-edicion-n-570

 

Santander Quiere la Paz

 

Lunes, 13 Febrero 2017 Escrito por Personalidades de Santander

 

Categoría: Otras Voces

 

http://www.eln-voces.com/index.php/dialogos-de-paz/otras-voces/973-santander-quiere-la-paz

 

A la Sociedad Colombiana

Lunes, 27 Febrero 2017

http://www.eln-voces.com/index.php/editorial-insu/997-a-la-sociedad-colombiana

 

¡Despierta Colombia! Llegó la Hora de la Participación

manifestacion frente al ministerio de educacion
cartillas de educacion sexual
foto : Esteban Vega La-Rotta / SEMANA

Lunes, 27 Febrero 2017 Escrito por Gabriel Antonio Gaitán

http://www.eln-voces.com/index.php/voces-del-eln/militancia/995-despierta-colombia-llego-la-hora-de-la-participacion

 

¡Basta ya del Asesinato de Líderes Sociales!

Sábado, 04 Marzo 2017- Escrito por Delegación de Diálogo

http://www.eln-voces.com/index.php/dialogos-de-paz/comunicados/1000-basta-ya-del-asesinato-de-lideres-sociales

 

VIDEOS DE LA DELEGACION DE PAZ DEL ELN

Comunicado No. 6

4 de marzo 2017

https://www.youtube.com/watch?v=19WGBYaWAIE

Mensaje del ELN al Congreso de Comunicaciones

2 de marzo 2017

https://www.youtube.com/watch?v=miwjxbYKPxM

 

Las mujeres no pueden ser víctimas de la paz

Por Staff ¡PACIFISTA!

Publicado marzo 2, 2017

http://pacifista.co/las-mujeres-no-pueden-ser-victimas-de-la-paz/?utm_content=buffer79d92&utm_medium=social&utm_source=twitter.com&utm_campaign=buffer

 

En Opinión Integrantes de la Ruta Pacífica de las Mujeres. Foto vía.   Por: Marina Gallego Zapata* La experiencia de los procesos de paz en el mundo demuestra que una vez firmados los acuerdos entre las partes enfrentadas, la violencia se mantiene durante años. El posacuerdo suele traer inseguridad para las comunidades, los territorios y las personas, pues la amenaza de surgimiento de nuevas expresiones armadas está latente una vez se termina la guerra. El antídoto contra estos riesgos es la recuperación de la gobernabilidad democrática, la aplicación a fondo de las reformas pactadas y el convertir la reconciliación en una realidad. Al parecer Colombia no será la excepción. En el país se ha incrementado los asesinatos de lideres y lideresas desde el 2016. Muchos actores sociales afirman que se trata de un resurgimiento de los grupos paramilitares, mientras el Ministro del Interior y el Fiscal General de la Nación lo atribuyen a bandas criminales. El gobierno en general niega que se trate de acciones sistemáticas, planeadas para golpear el proceso de paz y especialmente la paz territorial y sus líderes. Si bien las bandas criminales son responsables de algunos de estos asesinatos, tampoco se puede desconocer que hay una mutación del paramilitarismo. Que sus intereses en los territorios pone en la mira a las organizaciones sociales y sus dirigentes, que casi siempre se oponen a sus proyectos económicos y políticos, en los que hay en juego jugosas ganancias que quieren defender a sangre y fuego. Sin duda, el desarme de las Farc deja un espacio vacío que intentarán copar otros grupos armados. No hay que olvidar que las guerrillas actuaron en reemplazo de un Estado ausente o cuya presencia fue solo militar. Estos matices y diversidad de situaciones tienen que ser analizados para buscar salidas multidimensionales y para tener eficacia en la deconstrucción de la violencia que debe hacerse durante la transición a la paz. Un proceso de largo plazo y duración. En este contexto es preocupante el asesinato de mujeres, las amenazas y hostilidades que reciben por el ejercicio de su liderazgo. Según la organización Somos Defensores, el año pasado fueron asesinadas nueve defensoras de derechos humanos, es decir, el 11% de los 80 asesinatos reportados. También preocupa el incremento del feminicidio y en general la violencia contra de las mujeres, en formas que pueden catalogarse como tortura. Esto no solo ocurre en los territorios donde la guerra ha campeado sino en ciudades menos impactadas por la cotidianidad de la guerra. Es claro que la firma del acuerdo y la construcción de la paz no trae consigo, automáticamente, la seguridad de las mujeres. Aunque el proceso de paz crea un ambiente propicio para la democratización y la resolución pacífica de los conflictos, no significa que automáticamente desaparezca o disminuya la violencia contra las mujeres, ni la desigualdad que viven en lo material, lo político y lo cultural. Situación que las hace aún más vulnerables a los riesgos de inseguridad presentes en el posconflicto. Es un lugar común que después de la firma de los acuerdos las mujeres queden expuestas en sus entornos cotidianos. El regreso de los hombres que participaron en la guerra a sus casas, las secuelas traumáticas de su participación en ella, la tensión por restablecer el dominio masculino, son situaciones que terminan en conductas violentas contra las mujeres. Por eso se requiere hoy, más que nunca, contar con ellas para la construcción de la paz. El Estado y otros actores involucrados deben elevar el papel de las mujeres como agentes de cambio. Respecto a formas de violencia, se debe disponer de una política criminal que prevenga, investigue y sancione. Debe haber cero tolerancia frente a las conductas de violencia de género. Es imperativa la búsqueda de salidas adecuadas para este problema. Salidas que pasan por un trabajo de corto, mediano y largo plazo centrado en la convivencia, la no violencia y la desmilitarización progresiva de los territorios. Así mismo se deben fortalecer los liderazgos democráticos, minimizar la polarización, y por parte del Estado un trabajo centrado en el desmantelamiento de las diversas estructuras criminales ilegales, llámense paramilitares y/o empresas criminales. Ello implica también la depuración y juzgamiento al interior de la fuerza pública de elementos o estructuras que colaboren de cualquier forma con grupos armados ilegales, los cuales no serán cobijados por la JEP. El Estado debe ser hoy como nunca el garante de los derechos humanos, de la seguridad y del monopolio de la fuerza como lo ordena la Constitución. No puede dar mensajes de corrupción y de justificación de las violencias que operan en el país. Además de la aplicación a fondo del Acuerdo de Paz, debe avanzar en un enfoque de seguridad humanista donde la igualdad y la justicia social y política sean garantía para todos sus ciudadanos. Los procesos transicionales no son lineales y es tarea de toda la sociedad caminar hacia un país mejor. Tenemos con que hacerlo. Los desafíos son monumentales pero no imposibles. *Abogada y Coordinadora Nacional de la Ruta Pacifica de las Mujeres.
 

VOCES  DE COLOMBIA/ ELN –ABRIL 2017

http://www.eln-voces.com/

Entrevista  

ELN: “Seguimos Siendo una Organización Alzada en Armas”

Lunes, 03 Abril 2017

http://www.eln-voces.com/index.php/v-ces/entrevistas-coce/1046-eln-seguimos-siendo-una-organizacion-alzada-en-armas

 

La Engañosa y Falsa Oposición

10 Abril 2017 Escrito por Editorial N.576 / Revista Insurrección

El pasado primero de abril miles de colombianos en las principales ciudades del país acudieron al llamado del senador Álvaro Uribe Velez a marchar en contra del gobierno de Juan Manuel Santos.

http://www.eln-voces.com/index.php/editorial-insu/1057-la-enganosa-y-falsa-oposicion

 

Al Pueblo de Mocoa

10 Abril 2017 Escrito por Comandante Antonio García

A todos mis hermanos habitantes de Mocoa, a través de esta distancia física, desde lo más profundo de mi corazón les expreso mi dolor y solidaridad. Qué más puedo decirles… que estoy con ustedes; causa, razón y orígenes de mi existencia y de mi lucha.

http://www.eln-voces.com/index.php/voces-del-eln/comando-central/articulos/1056-al-pueblo-de-mocoa

 

A Multiplicar Esfuerzos y Unir Voluntades

10 Abril 2017 Escrito por Delegación de Diálogo del ELN

Los invitamos a persistir en este propósito,  tanto a ustedes como a los demás procesos y organizaciones sociales, que en todo el territorio Colombiano le apuestan a una Colombia en paz, con cambios y justicia social.

http://www.eln-voces.com/index.php/dialogos-de-paz/voz-del-eln/1055-a-multiplicar-esfuerzos-y-unir-voluntades

 

Colombia Antes de Gaitán

10 Abril 2017 Escrito por Comandante Pablo Béltran

El 9 de abril ha sido nombrado como el Día de las víctimas, para hacer honor a la memoria y enfrentar el Memoricidio, que pretenden consumar con la historia oficial, destinada a producir indigestión a las nuevas generaciones, forzadas a “tragar entero”. Orwell bien decía, que “quien controla el pasado controla el futuro”.

http://www.eln-voces.com/index.php/voces-del-eln/comando-central/articulos/1054-colombia-antes-de-gaitan

 

Mocoa Tragedia ¿Natural?

10 Abril 2017 Escrito por Gabriel Antonio Gaitán

Con profundo dolor y rabia en todo mi ser por lo ocurrido el pasado sábado 1 de abril a causa de la avalancha que dejó medio millar de muertos;  la mayoría de ellos víctimas del barrio San Miguel -borrado totalmente del mapa-, y de los otros 16 barrios afectados; muertos que la mayoría de ellos eran desplazados.

http://www.eln-voces.com/index.php/editorial-insu/1053-mocoa-tragedia-natural

 

SEMBLANZA: Milton Hernandez, Comandante Eterno

10 Abril 2017 Escrito por Pedro Rodríguez Martínez

Como si la historia le hubiese reservado una fecha inolvidable para que partiera a la posteridad, Milton Hernandez murió el 9 de Abril de 2007, cincuenta años después del asesinato del líder popular Jorge Eliecer Gaitán.

http://www.eln-voces.com/index.php/voces-del-eln/militancia/1052-semblanza-milton-hernandez-comandante-eterno

 

Un Nuevo Aire para Ecuador y América

10 Abril 2017 Escrito por Ximena Solano Sepúlveda

Con el 51% de votos a favor, Lenin Moreno se convertirá en el próximo presidente de Ecuador. Después de 10 años de Revolución Ciudadana, los retos del nuevo gobierno son múltiples, en un Ecuador que juega un papel importante en la geopolítica continental.

http://www.eln-voces.com/index.php/voces-del-eln/militancia/1051-un-nuevo-aire-para-ecuador-y-america

 

SEMANARIO VIRTUAL CAJA DE HERRAMIENTAS

Edición N° 00538 – Semana del 21 al 27 de Abril de 2017 – Bogotá D. C. Colombia

Sírvase leer en: http://viva.org.co/cajavirtual/svc0538/

Entre otros artículos…

  • La implementación del acuerdo se encarrila/Antonio Madariaga Reales-Director Ejecutivo Corporación Viva la Ciudadanía
  • El 502/Germán Ayala Osorio
  • Retos para la labor de la Comisión de la Verdad en Antioquia/Max Yuri Gil Ramírez
  • “Los sindicatos tienen que hacer un gran esfuerzo para repensarse”/Agencia de Información Laboral – AIL-Escuela Nacional Sindical
  • Francia: Un paisaje electoral cambiante/Ricardo García Duarte-Ex – Rector Universidad Distrital Francisco José de Caldas
  • Escuchar la voz del pastor/Alonso Ojeda Awad-Ex Embajador de Colombia en Europa
  • Odio/Álvaro González-Uribe-Abogado, columnista y escritor
  • Anexo 1: Territorialidad en un contexto interétnico/Efraín Jaramillo Jaramillo -Colectivo de Trabajo Jenzera
  • Conversatorio: ¿Cómo va la Implementación del Acuerdo de Paz?/Instituto Popular de Capacitación (IPC)

BITACORA DE PAZ

  • La Comisión de la Verdad no puede salir a experimentar: Álvaro Villarraga
  • La concentración de la tierra, causa de conflicto social y subdesarrollo
  • Unidad de Restitución de Tierras interviene el 100% de Cundinamarca

Videos / Memoria a las Victimas y familiares de personas desaparecidas

Vea:

Comunidad de Paz San José de Apartadó: 20 años resistiendo

 Agencia de Prensa IPC

https://www.youtube.com/watch?v=hexE2m1re44

Semanario Virtual Caja de Herramientas 21 abril 2017

“Ausencias que se nombran”: Mausoleo para las víctimas de desaparición forzada

El Cementerio Universal de Medellín tiene ahora un mausoleo con 180 urnas para depositar los restos de víctimas de desaparición forzada en la ciudad y en Antioquia. El mausoleo “Ausencias que se nombran” fue entregado por la Alcaldía de Medellín y el Ministerio del Interior como respuesta a las exigencias que durante años hicieron organizaciones de víctimas y familiares de personas desaparecidas. Actualmente el Sistema de Información de Medicina Legal tiene un registro de 11.697 desaparecidos en Antioquia. Por eso las organizaciones de víctimas exigieron a las autoridades avanzar en la búsqueda y retomar los trabajos en La Escombrera de la Comuna 13 en el occidente de Medellín. Agencia de Prensa – IPC.

https://www.youtube.com/watch?v=9y_O7j0N3XU&feature=youtu.be

 

Colombia/ CONGRESO NACIONAL DE PAZ

VIDEO A DESCARGAR (28 abril) Y ENLACE PARA HACER SEGUIMIENTO GENERAL

Aquí se podrá ver el streaming y descargar el vídeo del Congreso mañana

Un par de horas antes aparece un icono verde que es el lugar donde debemos pinchar

http://www.congreso.es/portal/page/portal/Congreso/Congreso/CongresoTV/ConDir?_piref73_2004041_73_1339038_1339038.next_page=/wc/listadoEmisiones&diaElegido=4

Consultar :

http://www.aipazcomun.org/?p=23251

——————————————————-

Bogotá

27 abril

LANZAMIENTO DE LA CAMPAÑA “Vivamos este sueño”

 

Reanudan el 16 de mayo diálogos de paz entre Gobierno y el Eln en Ecuador

Así lo confirmó en su cuenta de Twitter el jefe negociador del Gobierno, Juan Camilo Restrepo.

Caracol Radio  06/05/2017

A través de su cuenta de Twitter el jefe del equipo negociador, el exministro Juan Camilo Restrepo anunció que los diálogos de paz que adelantan en Ecuador con el Eln se reanudarán el próximo 16 de mayo.

El reinicio de las conversaciones estaba previsto inicialmente para el 3 de mayo, pero se postergó para el día 10 por una reunión en Cuba de delegados del Eln y las Farc en un intercambio de sus experiencias en las negociaciones de paz con el Gobierno.

Tras confirmar la nueva fecha Restrepo también resaltó la visita que hará al país este lunes del presidente electo de Ecuador, Lenín Moreno, en lo que calificó como un hecho que “reitera magníficas relaciones entre los dos países”.

http://caracol.com.co/radio/2017/05/06/politica/1494097160_202575.html

                                     

 

OPINIONES DEL GOBIERNO COLOMBIANO SOBRE EL ELN

“El Eln no va a decidir quién es buen ciudadano en Chocó”: MinDefensa

Así se refirió el ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas, al secuestro de ocho jóvenes chocoanos. Y anunció el refuerzo militar con más de 500 nuevos hombres en esta zona del país.

Caracol Radio   08/05/2017

Después de un consejo de seguridad que se extendió durante tres horas, el ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas, dijo que el Eln no será quien determine, en Chocó, quienes son las personas de bien.

“Independientemente de quienes son (los secuestrados) o de su pasado judicial o no, no es el Eln el que va a decidir quién es buen ciudadano o no en Chocó. Y que queden notificados”, dijo Villegas, quien anunció que este lunes 8 de mayo, avanza una operación militar de presión en Sesego, Nóvita, que busca el rescate o liberación de siete hombres y una mujer plagiados este domingo 7 de mayo.

De acuerdo con el ministro, hay distintas versiones de la comunidad sobre los antecedentes de los ocho secuestrados, “pero eso no nos interesa. Ya en libertad, será la Fiscalía la que decida si ellos tenían o no antecedentes”.

Villegas, por orden del presidente Juan Manuel Santos, anunció el refuerzo militar en Chocó. 500 nuevos hombres de la Séptima División llegarán al departamento, además de los 6.300 soldados que ya están en el departamento.

“Un helicóptero arpía estará en Chocó permanentemente y hoy ya adelanta las labores de búsqueda de los secuestrados”, expresó el funcionario.

Aparte de los 1.900 policías de los cascos urbanos, el presidente ordenó el envío de 40 nuevos uniformados que estarán en la Policía de Carabineros y el Gaula.

Por su parte, la Armada Nacional trasladará seis nuevos botes, además de tres barcos para reforzar las operaciones militares en el río Atrato, el San Juan y el mar Pacífico.

http://caracol.com.co/radio/2017/05/08/nacional/1494259569_451911.html

 

Torpezas del  Eln dificultan negociaciones: Juan Camilo Restrepo

El jefe del equipo negociador del Gobierno con el Eln se sumó a los reclamos contra la arremetida criminal de la guerrilla en el departamento de Chocó.

Caracol Radio     08/05/2017

Dijo a través de su cuenta de Twitter que las acciones de esa guerrilla dificultan el avance de los diálogos en Ecuador. Que mantener el secuestro es una torpeza que golpea la intención de paz de las partes.

“Las torpezas del frente occidental del ELN en Choco, secuestrando y delinquiendo, dificultan enormemente negociaciones de Quito”.

El ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas, aseguró, en la visita que adelantó al departamento, que el Eln no va a decidir quién es un buen ciudadano; esto al referirse al supuesto argumento de la guerrilla para secuestrar ocho personas que consideró ilegitimas por tener antecedentes.

http://caracol.com.co/radio/2017/05/08/nacional/1494266840_850677.html#

 

Colombia/ VOCES DEL ELN, 8 mayo 2017

Lea artículos, entrevistas, opiniones recientes, revistas en:

http://www.eln-voces.com/

 

COMUNICADO N.12: Cumplir Acuerdos Para Construir Confianzas

BRASIL: La Lucha Continúa

Feriando Lo Público

UN MAL NEGOCIO: Exportar Valores y Acumular Contaminantes

Burguesía sin Madre

Con Décadas de Deuda Histórica por Fin Llego el Estatuto de la Oposición

———————————————–

Continuamos en la Mesa de Quito

Lunes, 08 Mayo 2017 Escrito por Editorial N.580 / Revista Insurrección Categoría: Editorial

Esta semana, en Quito, iniciamos el segundo ciclo de conversaciones de paz, con el gobierno de Santos; en donde seguiremos desarrollando la Agenda pactada el 30 de marzo de 2016. Al día siguiente, el jefe de la Delegación del gobierno, en rueda de prensa, manifestó que en la guerra del régimen con la insurgencia, ellos “van ganando”; con lo que explicó el propósito pacificador, que pretende imponer la élite dominante, a los actuales diálogos.

En contraposición hemos sostenido que la paz para que sea seria y duradera, debe basarse en un nuevo consenso nacional, por la justicia social y la verdad; como núcleo principal de una solución política del conflicto. Por esto, hacemos énfasis en lo pactado en la Agenda, para reiterar que la paz va más allá de la pacificación y del silencio de los fusiles insurgentes.

Acordamos que el desarrollo de la Agenda tiene “el fin de suscribir un Acuerdo Final para terminar el conflicto armado y acordar transformaciones en búsqueda de una Colombia en paz y equidad… erradicar la violencia de la política; ubicando en el centro el tratamiento a la situación de las víctimas; y avanzar hacia la reconciliación nacional mediante la activa participación de la sociedad en la construcción de la paz estable y duradera”.

(…)

http://www.eln-voces.com/index.php/editorial-insu/1078-continuamos-en-la-mesa-de-quito

 

DECLARACION CONJUNTA EN LA HABANA DEL ELN Y LAS FARC

Jueves, 11 Mayo 2017 06:43

Juntos por la solución política

Escrito por  Comando Central del ELN y Secretariado del EMC de las FARC-EP

Reunidos en el propósito de sumar fuerzas por la solución política del conflicto colombiano, encontramos que pese a la disparidad de los avances de las dos mesas de conversaciones entre la insurgencia y el gobierno del presidente Santos, mantenemos objetivos comunes, con caminos diversos pero complementarios; como el de buscar que la sociedad tenga una función protagónica en el logro de la paz, con cuya fuerza va a ser posible imponer una salida no violenta a siete décadas de confrontación, en contravía de la élite que persiste en ella, movida por el lucro que obtienen de avivar la guerra.

Coincidimos en hacer de los derechos de las víctimas, el corazón de la búsqueda de la paz, para que haya verdad plena sobre estos setenta años de tragedia nacional, que permita a los gobiernos, las clases dominantes y a la insurgencia asumir sus responsabilidades; en dirección a resolver las causas que generan este conflicto social, político y armado.

Compartimos que este proceso de paz debe aportar a una democratización de Colombia, en la que saquemos la violencia de la lucha política; para que desde ya todos demostremos compromisos simultáneos con los acuerdos, y los avances sea resultado de esfuerzos bilaterales. Dentro del entendido que llegaremos a la paz por medio de realizar transformaciones que traigan equidad y dignidad a las colombianas y colombianos.

Buscaremos que el presente esfuerzo por la solución política, comprometa a las distintas fuerzas que participan en el debate hacia las elecciones del 2018, y trataremos de evitar que los llamados a la guerra, que hace la extrema derecha no hagan reversar este impulso por el logro de un nuevo país con equidad.

Llamamos a todas las comunidades a seguir defendiendo la vida y el territorio, y a no dejar prosperar la persecución, que pretende cerrar el paso a las fuerzas políticas alternativas, comprometidas con la paz, la justicia social y la dignidad de todas y todos.

Nos acompaña la certeza que la mayoría de colombianos y colombianas conquistara, por encima de la tozudez de los sectores del poder que se oponen a la paz, la solución política avanzando en la mesa con el ELN y en la Implementación de los Acuerdos de Paz de La Habana; para iniciar la derrota para siempre de la violencia, la exclusión y el empobrecimiento de las mayorías nacionales.

Reconocemos al gobierno colombiano su disposición de facilitar este segundo encuentro, el cual esperamos mantener como mecanismo permanente de coordinación y dialogo conjunto, para la paz con justicia social.

Valoramos el aporte de la comunidad internacional a la búsqueda de la solución política del conflicto colombiano y para ser de América Latina y el Caribe una zona de paz. En especial, agradecemos el aporte que hace la República de Cuba, la República Bolivariana de Venezuela y el Reino  de Noruega, a la realización de este encuentro.

Por el Secretariado Nacional de las FARC, Timoleón Jiménez

Por el Comando Central del Ejército de Liberación Nacional, Nicolás Rodriguez Bautista

COLOMBIA…PASÓ, SE DIJO…Y SE CONTINUARÁ DICIENDO…HASTA CUÁNDO?…

CARICATURA DE MATADOR

El uribismo soltó a la pajaraca como en los viejos tiempos de su abuelo

PARA TENER EN CUENTA EN EL ANÁLISIS

(VIDEO)Andrés Sepúlveda habla con Vicky Dávila en La W

W Radio Colombia

Publicado el 8 may. 2017

https://www.youtube.com/watch?v=sga_Xlz1MnI&t=1356s

 

Desde la cárcel La Picota de Bogotá, el hacker Andrés Sepúlveda habla sobre su posible incorporación a la JEP y asegura estar dispuesto a contar toda la verdad.

ARTICULO ADICIONAL

Cómo Hackear una Elección

Andrés Sepúlveda afirma haber alterado campañas electorales durante ocho años dentro de Latinoamérica.

Por Jordan RobertsonMichael Riley, and Andrew Willis | 31 de marzo, 2016

Fotografía por Juan Arredondo

De

Read in English

 

(…)

https://www.bloomberg.com/features/2016-como-manipular-una-eleccion/

 

(VIDEO) Iván Cepeda retó a Samuel Hoyos a debate sobre “farcpolítica”

W Radio Colombia

Publicado el 15 may. 2017

https://www.youtube.com/watch?v=sk99YH24kTM&t=150s

 

En un álgido debate Iván Cepeda, Samuel Hoyos y Augusto Ibáñez expusieron sus percepciones y críticas a la Justicia Especial para la Paz (JEP).

MEMORIA JURIDICA

Incidencia y víctimas

PROPUESTAS PARA ADECUAR LA LEY DE VICTIMAS AL ACUERDO DE PAZ

Por Fernando Vargas Valencia.

Coordinador de Incidencia Jurídica de CODHES

 

http://www.codhes.org/index.php/8-editorial/215-propuestas-para-adecuar-la-ley-de-victimas-al-acuerdo-de-paz?templateStyle=8

 

SEMANARIO VIRTUAL CAJA DE HERRAMIENTAS

Edición N° 00543 – Semana del 26 de Mayo al 1º de Junio de 2017 Bogotá D. C. Colombia

Lea el siguiente contenido sobre la Paz, La Verdad, Diálogos sociales, Ilusiones, Las negociaciones Gobierno – ELN      , El Pacífico en llamas y en el olvido, Propuestas de paz de las Mujeres, Construcción de paz y universidad, Bitácora de Paz, Infografía Artículos internacionales…en:

http://viva.org.co/cajavirtual/svc0543/

Video: Quince años de la Operación Mariscal en la Comuna 13 de Medellín (Agencia de Prensa IPC)

https://www.youtube.com/watch?v=wvKB8v8_J84

 

 

lunes, mayo 29, 2017

La paz con el ELN: de la (falta de) voluntad a la (falta de) razón

 

Por: Juan Houghton / LaHaine|

El régimen de Santos ha optado por su plan B: dinamitar el proceso con el ELN e irrespetar los acuerdos con las FARC, buscando una alianza con el uribismo

 

Una preocupación natural sobre la viabilidad de la negociación entre el gobierno y el ELN es si existe una real voluntad política de ambos para terminar la guerra y pactar una transición a la democracia. No sobra decir que la mayoría de quienes han intervenido en la reflexión trasladan al ELN la “carga de la prueba”, en tanto eximen al gobierno de Santos y al Estado de presentar las suyas. Parece ser que aplican un ingenioso test de personalidad a los elenos, y por eso siempre la respuesta es emocional o psicológica: o están inmaduros para la paz o son abiertamente ciegos a la realidad política o sufren un síndrome de personalidad múltiple o, en casos extremos del socorrido test, están viviendo en una realidad paralela.

 

Estos análisis sobre el ELN quizá expresen el estado emocional de quienes los hacen: algunos quieren tanto que termine la guerra -propósito que comparto- que confunden este deseo con las condiciones necesarias para que ello ocurra. Algunos amigos analistas han convertido en axioma un gracejo -ése que dice que “el ELN es un estado del alma”-, y por eso concluyen fácilmente que para esta negociación no se requieren análisis estratégicos sino puras interpretaciones al estado espiritual del ELN. Otros entienden la negociación como una puesta en escena de talantes políticos, y en consecuencia miran el avance de los diálogos en términos de feeling entre las comisiones negociadoras o de las maniobras en la mesa de conversaciones. La conclusión casi siempre es coincidente: el ELN no quiere la paz o no lo ha decidido, como si se tratara de una simple determinación voluntarista.

 

Siguiendo el procedimiento que acabo de presentar, hay un argumento que sobresale para explicar el poco entusiasmo que genera la mesa de diálogos de Quito en la sociedad. Se han planteado, muchas veces entre líneas, las siguientes premisas: uno, el ELN no ha “decidido decididamente” terminar la lucha armada; dos, en consecuencia la mesa de Quito es un pretexto y un mero mecanismo de acumulación política para mantener la guerra -que sigue siendo el Plan A-; tres, esa es la razón por la cual el ELN no avanza en suspender algunas de sus actuaciones bélicas -el secuestro principalmente-  y por el contrario las profundiza; cuatro, lo anterior envía un mensaje a la sociedad de que no hay mucho que esperar de ese proceso; y cinco, con esas causas se aumenta el escepticismo y la apatía.

 

¿Y el gobierno tiene algo que ver en esto? Algo, dicen nuestros amigos analistas, para señalar enseguida que la firma de los acuerdos de La Habana es sin embargo prueba suficiente de voluntad política de Santos para terminar la guerra. Por lo general la responsabilidad del gobierno en el arreciamiento de los asesinatos, atentados y amenazas recientes contra el movimiento social se elude, trasladándola a los paramilitares, tesis que suscribe raudo el gobierno de Santos, que sostiene ser víctima de los enemigos de la paz.

 

Del santo estratega al estratega Santos

 

Estoy en desacuerdo con el razonamiento descrito en el aparte anterior. Lo que marca el momento de la negociación no es principalmente la posición del ELN -como piensan nuestros amigos- sino el “reversazo” del gobierno de Santos sobre las concesiones a las que está dispuesto para iniciar una transición democrática. Varios hechos indican un propósito deliberado del gobierno para arrinconar a las insurgencias y para que en el movimiento popular aceptemos que la negociación de paz es solo la dejación de armas. Lo más evidente es el incumplimiento grosero de los acuerdos con las FARC y la abierta provocación en el abuso del fast track (aprobación rápida de los puntos de los Acuerdos de paz). Basta ver el proyecto de reforma rural que desconoce los acuerdos de La Habana y se erige en una verdadera contrarreforma agraria aún más agresiva que el Pacto de Chicoral de 1971.

 

Por otro lado, no hay forma de ocultar el juego de pequeñas trampas al ELN en la mesa. Por ejemplo, las mentiras sobre los compromisos existentes para la liberación de Odín; o el acoso mediático las semanas posteriores al cierre del primer ciclo para presionar al ELN sobre el tema de las retenciones/secuestros, a sabiendas de que ya había un acuerdo avanzado al respecto, todo con el propósito de mostrar como “triunfo” lo que es un “acuerdo bilateral”. El juego es tan burdo, que incluso la liberación de una pareja -procedimiento acompañado por el CICR- fue presentado por el ministro de Defensa como resultado de la presión de las fuerzas armadas.

 

Varios analistas sostienen que esa ha sido la posición de Santos desde el principio, y que no hay tal “reversazo” sino la constatación de una línea que viene desde el inicio del proceso de paz con las FARC. Tampoco comparto ese razonamiento. Santos esperó siempre que la extrema derecha guerrerista aceptara un pacto de última hora y por eso nunca vio necesario derrotarla ni política ni militarmente. El gobierno pensó que restituir a los campesinos solo 2 millones de hectáreas despojadas mediante el crimen y dejar en manos del latifundio y las mafias los otros 6 millones, era una oferta muy atractiva (bueno, es una oferta atractiva, que al fin y al cabo fue aceptada por varios sectores del latifundio que se quedaron en el Partido de la U cuando el uribismo salió en desbandada). También calculó que una justicia transicional generosa con las fuerzas militares era una vía para ganárselos, y justo es reconocer que hay sectores del ejército que han aceptado esta propuesta.

 

Con esos antecedentes, Santos mantuvo la “ilusión” de que el uribo-militarismo a la larga lo iba a acompañar en su apuesta de modernización del campo, remozamiento institucional y transformación (contención del poder) del aparato militar. Pero el gobierno subvaloró (o quiso subvalorar) la capacidad erosiva del uribismo, entre otras cosas porque no perdía con ninguno de los dos finales posibles. Si al finalizar el proceso la extrema derecha aceptaba el pacto de modernización, Santos habría ganado la terminación de la guerra con un costo razonable para el establecimiento; éste era su Plan A. Si el uribo-militarismo no aceptaba el acuerdo, y así ocurrió, de todos modos le transferiría el nuevo costo a las FARC y se lo reduciría grandemente a la oligarquía de la cual hace parte; este es el Plan B que está aplicando.

 

Los nudos de la paz

 

Resulta obvio que el gobierno calculó al principio del proceso de paz los requerimientos para una negociación exitosa, que no son otra cosa que los cambios en el sistema político o las concesiones que deben hacerse a una organización armada que pasará al campo de la política legal. Esas previsiones no han cambiado ahora que la mesa con el ELN se ha instalado y empieza a dar sus primeros pasos. Mi consideración es que esos cálculos tienen que ver con 4 nudos fundamentales.

 

Primer nudo: el abandono de la guerra revolucionaria deberá darse si el establecimiento abandona el terrorismo de Estado, y viceversa. Si el terrorismo de Estado persiste no es imposible que se llegue a acuerdos con las insurgencias, pero es seguro que aflorarán decenas de expresiones armadas del campo popular en el corto y mediano plazo. Eso ocurrirá con independencia de si la opción armada es la más adecuada para un triunfo revolucionario, la acumulación organizativa o la resistencia popular, simplemente porque habrá sectores que ante la continuidad del terrorismo de Estado renunciarán a cualquier vía legal. Por su lado, si la acción armada revolucionaria se mantiene, los sectores defensores del terrorismo de Estado muy seguramente seguirán siendo los puntales de la respuesta armada impulsada desde el establecimiento, cuya propensión por el crimen es conocida.

 

Segundo nudo: un acuerdo sostenible debe implicar el reconocimiento de poderes reales de las partes. Del lado del Estado, el reconocimiento de que la insurgencia tiene algún poder político con cierto arraigo territorial; si el Estado se opone a este reconocimiento del poder territorial de la insurgencia -independiente de su tamaño militar- o no logrará un acuerdo o el acuerdo a que se llegue se caerá. Y del lado de la insurgencia, el reconocimiento de que el Estado recuperará el monopolio de la fuerza y será en la arena política e institucional donde se darán las luchas sociales [ambos aspectos pueden ser fatales para la insurgencia].

 

Tercer nudo: un acuerdo viable será aquél que indique, o por lo menos insinúe, la posibilidad de que el actor que abandona la guerra revolucionaria pueda ganar, acumular o resistir por métodos no armados. Si el acuerdo no muestra ninguna de estas posibilidades, es muy difícil que se logre e imposible que sea sostenible.

 

Cuarto nudo: un acuerdo viable para el establecimiento es aquél que le garantiza la continuidad de su régimen político-económico en lo esencial y le significa un “riesgo menor” de que las fuerzas políticas populares ganemos en el corto o mediano plazo con un programa anti-capitalista. Es obvio que si el establecimiento considera que determinado acuerdo en el corto plazo implica la posibilidad de que los excombatientes -o una alianza en la que ellos participen- gane por vía institucional y promueva un programa de transformaciones socialistas no lo firmará “ni de fundas”, como dicen los cachacos. Valga señalar que estos nudos corresponden al escenario actual de correlación de fuerzas y con seguridad serían otros en caso de una derrota aplastante o de un empate estratégico entre los actores de la contienda.

 

De la política de la solución a la solución política

 

Son estos nudos problemáticos, y la forma como se vislumbren en un momento dado, lo que orienta la decisión de los actores en la negociación, y no una pretendida indefinición del ELN entre el plan A (la guerra) y el plan B (la negociación), o mejor, una priorización en ese orden.

 

Toda organización política (incluido el establecimiento representado en el gobierno) tiene plan A y B y C… En el argumento de los analistas que defienden este enfoque, se sugiere que la negociación solo será viable si de entrada el ELN está dispuesto a firmar cualquier acuerdo para terminar el alzamiento armado. No hay que ser un experto en manuales de negociación para saber que cualquiera sea su carácter ésta siempre es exploratoria hasta que se firme el acuerdo; no hay en eso misterio. Como analizamos antes, también el gobierno tiene plan A y B y C… Y adoptar uno de ellos, depende de la valoración del contexto y del movimiento del adversario. De nuevo, no hay misterio en ello.

 

A mi entender, el gobierno ha optado por dinamitar el proceso con el ELN e irrespetar los acuerdos con las FARC -su Plan B- porque viene cambiando su visión en cada uno de tales nudos:

 

  1. No tiene voluntad, ni capacidad, de someter las fuerzas del terrorismo de Estado, y cree que tras el acuerdo de la Habana es posible dejar intacto ese aparato criminal sin mucha oposición popular.

 

  1. Considera que los poderes territoriales de las insurgencias son menores o pueden ser desestimados, y que basta sacarlos (concentrarlos) de su área de influencia para que pierdan la fuerza social que justificó la negociación.

 

Además, el gobierno asume que ya las FARC no tienen plan-retorno a la guerra ni al control territorial, lo que le permite cambiar el orden de prioridades de sus alianzas: Santos ha pasado de una coalición con los que estaban por la paz, a una alianza nueva con los que puedan armar una apuesta electoral victoriosa para el 2018, los cuales a su vez le exigen despreciar los acuerdos de La Habana.

 

  1. El gobierno busca que el avance político de las insurgencias en la vida legal no aparezca como posible ni como legítimo. De ahí su estrategia para que en la opinión pública se refuerce la idea que hemos sido derrotados -todos, la insurgencia y el movimiento popular- y que no tenemos ninguna posibilidad, ni legitimidad, ni proyecto viable; y por lo mismo su abierto propósito de que la izquierda se convenza de que en este periodo nuestra única opción es apoyar al menos malo del establecimiento. Su retórica y gestualidad provocadora, el desprecio reiterado a los ex combatientes, están dirigidos a minar la dignidad y autovaloración de la izquierda, y a convencernos de este aserto.

 

  1. El gobierno cree que dejar algún resquicio de victoria de una opción legal de la izquierda se puede transformar en el corto plazo en la derrota del establecimiento; ellos también ven las encuestas, y les asusta que opciones de izquierda o cercanas a la izquierda hoy sumen cerca del 20% de las preferencias electorales, por encima de otras posibles coaliciones. No hay olvidar que cuando se asustaron con la UP y empezaron el Baile Rojo, apenas habíamos sacado un poco más de 400 mil votos en las presidenciales. Y ellos no han cambiado tanto.

 

El pesimismo de la voluntad y el optimismo de la razón

 

Por eso, a diferencia de quienes piensan de buena fe que presionar al ELN es el camino más seguro hacia un acuerdo de paz, mi consideración es que la movilización popular debe arreciarse para que el gobierno de Santos abandone su deriva hacia la traición y la perfidia con las insurgencias – especialmente con las FARC.

 

Nuestros desafíos más grandes como movimiento popular tienen que ver con seguir posicionando la urgencia de desmontar el paramilitarismo y el terrorismo de Estado, así como reforzar el empoderamiento de los proyectos políticos territoriales que hemos construido en medio de la confrontación armada, y advertir al gobierno que esas son nuestras líneas rojas para la transición. La fragmentación del movimiento social y popular juega en nuestra contra, mientras gana peso esta supuesta polarización entre amigos y enemigos de la paz que se estimula con el “coco” de una posible victoria electoral de la ultraderecha en 2018, situación que debilitaría la implementación de los acuerdos con las FARC. Ante tal escenario, el desafío es aún mayor, porque implica afianzar un bloque político popular que se gane al centro político y no se deje absorber por la tesis del “mal menor”, y actuar con audacia para que ese bloque político popular lidere una propuesta electoral victoriosa en 2018.

 

El gobierno cree que si nos vence en esos desafíos habrá ganado su paz y habrá derrotado la nuestra. En realidad, si ello llegara a ser cierto, habrá cerrado la oportunidad de firmar una paz digna, estable y duradera.

 

Corporación Ensayos. Extractado por La Haine

http://www.elsalmon.co/2017/05/la-paz-con-el-eln-de-la-falta-de.html?utm_source=feedburner&utm_medium=email&utm_campaign=Feed%3A+Elsalmon-Revista+%28ELSALMON+-+Revista+Cultural%29

 

ANTE LA TRAGEDIA PRODUCIDA POR UN INCENDIO, QUE AFECTA A NUESTRO AMIGO SUIZO JEAN-PIERRE GONTARD…

Ginebra

Expresión de solidaridad frente al fallecimiento  de dos familiares de Jean-Pierre Gontard

Las 2 personas fallecidas, son la esposa e hija de Jean-Pierre Gontard, humanista, ddh, profesor, amigo y promotor de la paz en Colombia…Presidente del Festival Filmar en América Latina. La Asociación Aipazcomun Suiza,  expresa nuestros sentimientos de condolencia y solidaridad a J-P Gontard, su familia y amigos.

Artículo de prensa en francés:

Deux personnes sont décédées lors d’un incendie d’appartement

Grand-Saconnex . Le feu s’est déclaré vers 10h30 au 10e étage d’un immeuble. Une mère et sa fille ont perdu la vie.

(…)

http://www.tdg.ch/geneve/actu-genevoise/Deux-personnes-sont-decedees-lors-d-un-incendie-dappartement/story/19992775

 

Acompañamiento Internacional a la implementación del Acuerdo Final entre el Gobierno colombiano y las FARC EP y apoyo al diálogo con el ELN

Fuente: http://forodesaopaulo.org/acompanamiento-internacional-a-la-implementacion-del-acuerdo-final-entre-el-gobierno-colombiano-y-las-farc-ep-y-apoyo-al-dialogo-con-el-eln/

Entre los días 18 y 22 de mayo del presenta año, una delegación internacional compuesta por la Diputada Nacional de El Salvador, Nidia Díaz; el Diputado Nacional de Uruguay, Roberto Chiazzaro; la Diputada Nacional de Argentina, Silvia Horne; la Secretaria Ejecutiva del Foro de Sao Paulo e integrante del Partido de los Trabajadores de Brasil, Mónica Valente; el integrante del Movimiento Evita de Argentina, Ernesto Pallialef; el Secretario General del Partido Convergencia de Guatemala, Pablo Monsanto; el miembro de la Secretaría Internacional del Frente Sandinista de Liberación Nacional, Leonel Espinoza; la integrante del Movimiento Independentista Nacional Hostosiano de Puerto Rico, Aurora Muriente Pastrana; y la representante del Grupo de Trabajo para América Latina del Partido de Izquierda Europea, Anna Camposampiero en el marco de la Misión de Observación Política del Foro de Sao Paulo se reunió con organizaciones sociales, sindicales, populares urbanas y rurales, la vicepresidencia del gobierno colombiano, representantes de las embajadas de los países garantes y acompañantes y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia – Ejército del Pueblo (FARC-EP). Como resultado de estos intercambios, declaramos:

  1. El Foro de Sao Paulo ratifica su respaldo al proceso de construcción de paz que se inicia en Colombia, con la implementación del Acuerdo Final entre las FARC-EP y el gobierno colombiano y el proceso de diálogo con el Ejército de Liberación Nacional (ELN) que esperamos logre el mejor acuerdo posible con la participación de la sociedad.
  2. El Foro de Sao Paulo saluda la decisión del gobierno del presidente Juan Manuel Santos y de las FARC-EP por mantener en firme la bandera de la paz estable y duradera, a pesar de las dificultades que conlleva la implementación y las que recientemente surgen con el comunicado de prensa proferido por la Corte Constitucional. Apoyamos decididamente este compromiso patriótico de las partes ante su pueblo y la comunidad internacional.
  3. El Acuerdo Final tiene un carácter integral, que requiere cumplir y avanzar en la implementación de todos los componentes del acuerdo: la democratización de la propiedad rural y apoyo a la producción campesina; la apertura del sistema político para la construcción de una democracia plena; la puesta en funcionamiento del Sistema de Verdad, justicia, reparación y garantías de no repetición para las Victimas; las garantías para la reincorporación política, económica y social de los  y las integrantes de las FARC-EP, así como el proceso de dejacion de armas.
  4. La Misión de Observación Política del Foro de Sao Paulo, a partir de las diferentes reuniones y visitas realizadas, observa con preocupación:
    A.      Las dificultades en la implementación legislativa del Acuerdo Final, agravadas con el reciente comunicado de prensa de la Corte Constitucional, generan incertidumbre y desconfianza entre las partes y la sociedad civil, añadiendo inestabilidad jurídica y política. La certeza y la confianza son factores esenciales para avanzar en la construcción de la paz estable y duradera.
  5.  Tras la visita a la Zona Veredal de Transición y Normalización (ZVTN) Mariana Páez ubicada en el municipio de Mesetas – Meta, observamos las inmensas necesidades que viven los hombres y mujeres de las FARC-EP en proceso de reincorporación.

Dignificar la vida de los y las combatientes cumpliendo con lo pactado, es la mejor señal de reconciliación tras un conflicto de 52 años tan largo y doloroso. Instamos al gobierno colombiano a acelerar la construcción y adecuación de las ZVTN, especialmente en los temas de suministro de agua potable, dotación de ropa y calzado, educación, capacitación, alimentación, sanidad e infraestructura vial. Genera particular preocupación la situación de salud de las mujeres gestantes y lactantes, los niños y niñas y los lisiados de guerra que viven en estas zonas.

  1.   El asesinato de líderes y lideresas sociales, reclamantes de tierras, defensores y defensoras de derechos humanos, activistas por la paz e integrantes y familiares de las FARC-EP, enciende las alarmas ante lo que podría configurar una estrategia de terror para amedrentar las comunidades truncando la construcción de la paz, a partir de la expansión de las organizaciones sucesoras del paramilitarismo en antiguos territorios donde estaban las FARC-EP.

En este sentido, llamamos al gobierno colombiano a combatir efectivamente a estos grupos, protegiendo a las comunidades, movimientos sociales y dirigentes comprometidos con la paz. Así mismo, brindar todas las garantías y condiciones de seguridad para las FARC-EP en tránsito a movimiento o partido político legal.

Recomendamos a las partes solicitar ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU) una segunda misión que vele por la seguridad de las comunidades y excombatientes de las FARC-EP, así como el cumplimiento de los demás compromisos asumidos anteriormente entre las partes.

Sugerimos respetuosamente a todos los poderes públicos, en especial al legislativo y judicial a acelerar el proceso de implementación, apegado al Acuerdo Final y su espíritu democratizante, recordando que éste ha sido incorporado en los tratados internacionales tras ser depositado en el Consejo de la Confederación Suiza.

Como resultado de la Misión de Observación Política desarrollada por cinco días en Colombia, ha sido evidente para nosotros y nosotras el compromiso de las partes para lograr implementar el Acuerdo Final y avanzar en la construcción de la paz estable y duradera que merecen y reclaman todos los colombianos y colombianas.

Acompañamos al pueblo colombiano en sus esfuerzos, expresados en las calles en apoyo irrestricto a la paz, para aportar al sueño latinoamericano planteado por la Cumbre de Estados Latinoamericanos y del Caribe (CELAC), de hacer de Nuestra América región de paz.

Expresamos nuestra disposición solidaria como partidos latinoamericanos y caribeños, de hacer las gestiones necesarias para abonar al cumplimiento de los acuerdos de paz.
22 de mayo de 2017. Bogotá D.C.

 

| 6/3/2017 

“Como están las cosas, la rebelión sigue vigente”: ELN

Semana estuvo en La Habana, Cuba, hablando con los dos hombres fuertes del ELN: Nicolás Rodríguez, alias Gabino, y Antonio García. Su visión sobre el país y el proceso de paz, demuestran que se está muy lejos de un acuerdo con esa organización armada.

http://www.semana.com/nacion/articulo/como-estan-las-cosas-la-rebelion-sigue-vigente-gabino-y-antonio-garcia/527324

A principios de mayo se reunieron en La Habana las cúpulas de las Farc y el ELN. Hacía dos años que no se veían y en ese lapso cambiaron muchas cosas. Mientras las Farc firmaron un acuerdo con el gobierno y se aprestan para dejar las armas el 20 de junio, el proceso de conversaciones con el ELN en Quito avanza sin un horizonte claro. Los caminos parecen bifurcarse y la aspiración de tener una paz completa no luce fácil de concretar.

SEMANA habló con dos de los máximos jefes de ese grupo: Nicolás Rodríguez, Gabino, quien es fundador de esa organización, y Antonio García, quien en el pasado estuvo al frente de intentos de negociación con otros gobiernos. La conversación deja claro que hay profundas diferencias en los objetivos estratégicos de ambas guerrillas y que el panorama de paz con los elenos no es esperanzador.

Esta es una realidad inquietante. Aunque el ELN no es un ejército insurgente como lo fueron las Farc y su presencia territorial es más limitada, un fracaso del proceso con esta guerrilla tendría graves consecuencias. Primero que todo humanitarias, pues esta confrontación sigue causando muertes, secuestros, mutilados y heridos, especialmente en el Chocó donde se vive un enfrentamiento abierto entre el ELN y grupos paramilitares.

En segundo lugar, las consecuencias económicas pueden ser muy graves. Durante 30 años el ELN ha golpeado la actividad petrolera, y lo sigue haciendo. Solo que en un momento de baja producción y dependencia de estos recursos en un contexto de crisis económica se torna más grave; así mismo el papel de esa guerrilla en las zonas mineras donde tiene amplia influencia. En tercer término, porque la existencia del ELN es una piedra en el zapato para la implementación de los acuerdos de paz con las Farc en muchos territorios. De hecho, existen sospechas de que esa guerrilla tiende a expandirse en lugares otrora controlados por las Farc. Además, se convertiría en una talanquera para que las Fuerzas Militares den un salto hacia una doctrina diferente a la contrainsurgente.

Recomendamos: Tan cerca, pero tan lejos: Gabino y Timochenko desde La Habana

La negociación con este grupo nunca ha sido fácil. Según ellos mismos cuentan, han estado en diálogos desde hace 26 años con 5 gobiernos. O algo ha fallado en la estrategia de estos intentos o la voluntad de llegar a un acuerdo ha sido precaria tanto por parte de ellos como del Estado. Esta vez el ELN quiere un proceso de paz que se diferencie de manera radical del que hicieron las Farc. No parecen dispuestos a firmar un acuerdo entre dos partes, sino que debe haber otra instancia de negociación con las comunidades. Tampoco creen que deba existir un cronograma en el que la guerrilla cumpla primero su parte, mientras la del gobierno se extienda en el tiempo. De hecho, consideran que no hay tiempo político que condicione la negociación.

Si se pudiera describir el sentimiento que emanan los dos jefes guerrilleros frente al Estado en la negociación sería el de una profunda desconfianza. Sentimiento que se ha acrecentado por las dificultades políticas que ha tenido el acuerdo de paz con las Farc, las demoras en la implementación y la persistencia de la violencia contra líderes sociales.

La pregunta que queda planteada es si en el tiempo que le queda al presidente Santos en el gobierno, se podrá construir la suficiente confianza en la mesa de Quito para echar a andar una ruta de participación realista, que le dé viabilidad a este proceso de paz. Algo que no parece fácil, pero que tampoco está descartado aún.

SEMANA: ¿Qué pasó en la reunión con la Farc?

NICOLÁS RODRÍGUEZ: Fue un encuentro fraterno. Ni ellos ni nosotros teníamos el propósito de entrar en un debate, sino más bien de conocer los detalles de ambos procesos. Los compañeros fueron claros en que eran revolucionarios que entraban a una dinámica legal, que su proceso era irreversible a pesar de que no veían que les fueran a cumplir todos los acuerdos. Nosotros expresamos que también nos la jugábamos por la paz, pero que en nuestro caso no se habían concretado los acuerdos. Y que por las dificultades del momento pensamos que no alcanzamos a culminar el proceso con este gobierno Santos.

SEMANA: ¿Es posible acompasar ambos procesos o, como se dice en Colombia, lograr una paz completa?

N.R.: Hace tres años acordamos con las Farc que debía haber dos mesas y un solo proceso. Lo que pasa es que el de ellos se desencadenó con una velocidad inusitada, cuando pusieron tiempos concretos para firmar, mientras nosotros encontramos en el gobierno una actitud muy lenta. Hoy no es fácil acompasar los procesos porque ellos son prácticamente una organización legal trabajando por la implementación.

Sugerimos:¿De qué hablan las FARC y ELN en La Habana vestidos de civil?

SEMANA: ¿Qué retoman ustedes del proceso con las Farc?

ANTONIO GARCÍA: Consideramos que el proceso del ELN debe ser distinto. La sociedad debe ser más protagónica y se debe lograr una dinámica política de participación. Para nosotros no es tan importante que se cumplan o no unos acuerdos, sino que la gente participe en la discusión y que los acuerdos no sean actas de promesas que luego no se cumplen.

SEMANA: Pero ¿creen que pueden llegar a estar en donde hoy están las Farc?

N.R.: Asistimos a los diálogos con una definición de nuestro Congreso y es que estos sean de carácter exploratorio. No sabemos hasta dónde llegará lo exploratorio porque no encontramos la disposición de la clase en el poder para pactar un acuerdo real. Vemos cosas muy difíciles, como el incumplimiento de los acuerdos con las Farc. Esos acuerdos fueron redefinidos luego del plebiscito, de nuevo ajustados durante el fast track y ahora el Congreso puede modificar lo pactado.

“Un proceso de paz no puede ser un acuerdo entre insurgencia y gobierno en un papel”

SEMANA: Pero el plebiscito y la revisión de la corte son reglas de juego que aceptaron las Farc…

N.R.: Las especulaciones son que el ELN está dividido, lo cual es falso. Por supuesto que sobre el diálogo exploratorio hay discusiones como en cualquier partido, pero existe la voluntad y la decisión de buscar la paz. Donde sí hay una gran fractura sobre los acuerdos es en la clase gobernante. Ahora la frase en boga es “los vamos a volver trizas”. ¿Qué acuerdo se puede refrendar y salir adelante en medio de esa realidad del Estado?

SEMANA: ¿Ese análisis cambia los objetivos del diálogo en Quito?

A.G.: Nosotros estamos dispuestos a pasar a la política sin armas, pero no de cualquier manera. Del otro lado debe haber cambios. La pregunta es ¿con quién hay que negociar en Colombia? ¿Dónde se define la negociación con la insurgencia? Eso no está resuelto.

SEMANA: ¿Cuándo se pasaría de un diálogo exploratorio a uno que se encamine hacia el fin del conflicto con el ELN?

A.G.: Cuando podamos establecer con la sociedad qué cosas deben cambiar. Que haya un acuerdo político, una agenda básica de transformaciones. En ese momento habría salidas hipotéticas, y en el marco de esos cambios la insurgencia puede también cambiar.

SEMANA: Pero eso es muy abstracto. ¿Cómo serían esos acuerdos?

N.R.: Un proceso de paz no puede ser un acuerdo entre insurgencia y gobierno en un papel. Eso es lo que siempre se ha hecho y se ha caído. Muy buena la Constitución del 91, pero qué quedó de ella luego de ciento y pico de reformas. El proceso de paz no es solo para los firmantes, sino para quienes tienen expectativas de cambio más allá del silencio de los fusiles.

SEMANA: ¿No es el Congreso ese escenario de diálogo?

A.G.: Ahí no están todas las voces. Hay un amplio espectro que no se siente representado en la política colombiana. Hay que reactivar consensos políticos para una Colombia posible y no solo para una desmovilización. Pueden ser diálogos nacionales o regionales.

SEMANA: ¿Cuáles serían los puntos claves de ese cambio?

N.R.: Hay problemas de salud, educación, tierras, soberanía. Pero eso lo tiene que plantear la gente, sobre todo la excluida, la que no llega al Congreso. ¿Quién escucha a las grandes regiones campesinas? Es muy grave, por ejemplo, que hoy se siga asesinando a los líderes políticos, reclamantes de tierras. Ciento y pico de personas, en pleno proceso de paz. ¿Cuál posconflicto es ese? Por eso no puede haber apresuramiento. El tiempo debe ser el que necesiten las partes y la sociedad para saber que las cosas sí van a cambiar.

Le puede interesar: Los nuevos retos de Urabá, la potencia agroindustrial que despertó

SEMANA: Pero la implementación toma tiempo. Está pensada a 15 años.

N.R.: Los compañeros de las Farc han cumplido. La gente está concentrada, vigilada por el Estado, con un cronograma para la entrega de armas. ¿Y el gobierno qué? Conocemos cosas muy complejas en la sustitución de cultivos, en donde a la gente la están tratando con plomo y represión. El problema es que la clase en el poder está por el silenciamiento de los fusiles y no más.

SEMANA: ¿Acogen ustedes el punto de víctimas del acuerdo con las Farc?

A.G.: Una cosa es la nueva condición jurídica de la insurgencia y otra los derechos de las víctimas. El ELN discutirá con el gobierno esa nueva condición jurídica que está contemplada en la agenda, pero la justicia es algo que tiene que discutirse con las víctimas.

SEMANA: Pero ¿se acogerían a la justicia transicional que ya está andando?

N.R.: Es que si uno no ha participado en el diseño es muy jodido decir que nos acogemos. La gente no participó en la creación de la justicia transicional, no se recogió el universo de las víctimas. En la práctica es bueno preguntarles a ellas qué sienten cuando ven a los agentes del Estado recobrar la libertad.

“Que se ponga el tiempo de un gobierno es una camisa de fuerza peligrosa y quizá suicida para la insurgencia porque si esta deja de serlo ya no podría lograr nada. Por eso hay que trabajar en términos de simultaneidad de los acuerdos”

SEMANA: Pero la justicia es para todos los lados…

N.R.: Claro, es para todo mundo y nosotros jamás hemos desconocido que se han cometido errores en 53 años de un conflicto desbordado. Nosotros somos rebeldes y ponemos la cara. Pero no frente a una justicia que diseñe el Estado.

SEMANA: ¿Y cómo ven el modelo del cese del fuego de las Farc?

N.R.: Nosotros hemos dicho que vemos urgente un cese bilateral porque crearía un clima favorable para el diálogo exploratorio. No entendemos cuál es el interés del gobierno de discutir en medio de la guerra.

Sugerimos: La intervención de Santrich en el Congreso fue una lectura de poesía

SEMANA: Sin embargo, Santos se ha abierto a esa posibilidad sobre todo ahora que está la ONU en capacidad para verificar…

N.R.: Nosotros tenemos toda la disposición para que se verifique de manera plena y absoluta un cese. Habría que definir los detalles. Lo más importante es la voluntad.

SEMANA: El gobierno cree que ustedes tampoco cumplen. Aunque en Quito se acordó el respeto del DIH y ustedes han seguido secuestrando…

A.G.: El DIH prohíbe la toma de rehenes, que es cuando se usan escudos humanos. No habla de secuestro ni de la privación de la libertad. Nosotros hacemos privación de la libertad. Se puede decir que eso es monopolio del Estado, pero como nosotros somos rebeldes eso es parte de nuestra naturaleza.

SEMANA: ¿No les preocupa el cambio de gobierno? Ya Cambio Radical dijo que si gana las elecciones se levanta la mesa de Quito…

N.R.: Que se ponga el tiempo de un gobierno es una camisa de fuerza peligrosa y quizá suicida para la insurgencia porque si esta deja de serlo ya no podría lograr nada. Por eso hay que trabajar en términos de simultaneidad de los acuerdos. Nosotros estudiamos el acuerdo de las Farc y por eso decimos, con conocimiento de causa, que es un acta de intenciones sin cronograma.

SEMANA: ¿En qué punto debe estar el proceso de ustedes en agosto de 2018?

N.R.: Ojalá el presidente se la juegue por dos cosas: el cese del fuego y dejar andando la participación de la sociedad. Eso sería de tremenda importancia. Así la campaña electoral no diluiría el proceso.

SEMANA: ¿Para ustedes es indiferente quién gane las elecciones?

N.R.: Nunca será indiferente. Ojalá se dé la convergencia de una izquierda con los demócratas y haya la posibilidad de un gobierno diferente.

SEMANA: ¿Cómo afecta la crisis actual de Venezuela el papel que cumple en el diálogo con ustedes?

N.R.: Venezuela se ha comprometido desde Chávez a fondo con el proceso de paz de Colombia. Ha sido garante con esfuerzo, sacrificio y profesionalismo. Las tensiones que han surgido no solo pueden afectar las relaciones de los dos países, sino al proceso mismo.

SEMANA: ¿Hasta qué punto puede afectar la crisis?

A.G.: Nosotros no concebimos que se vaya a sacar a Venezuela del proceso de paz. Venezuela le da confianza al ELN en que se pueda avanzar con cierta autonomía.

SEMANA: Se habla de que ustedes están involucrados allá como en una especie de milicia bolivariana…

N.R.: Decía Juan Camilo Restrepo en un artículo que éramos la retaguardia del proceso bolivariano. Llama la atención que unas veces se dice eso y otras que no existimos. Venezuela es un Estado, no nos necesita. Nosotros como ELN tenemos varias estructuras que están en la frontera, y se ha demostrado que nuestras fuerzas están del lado colombiano porque los combates son permanentes.

SEMANA: Ustedes son el último grupo de Colombia y América Latina que queda en armas. Incluso ETA ya las entregó. ¿No les inquieta eso?

N.R.: Desafortunadamente hoy seguimos viendo a Colombia en una situación en la que reafirmamos la validez de la rebeldía. En una amnistía salen los guerrilleros de las Farc de las cárceles y no los otros presos que no han empuñado un arma. ¿No será que ellos dirán que se necesita tener las armas para poder negociar?

SEMANA: El país en general rechaza la lucha armada…

N.R.: Nosotros también entendemos las voces urbanas. Pero si van a las regiones donde está el conflicto encontrarán que la guerrilla se necesita para la seguridad de la región, para que funcionen las escuelas. Escuchamos muchas voces que nos dicen que el que deja las armas se muere. ¿Qué impacto ha provocado la dejación de las armas de todos los insurgentes en Colombia?

Análisis: D+180: el día que las Farc no dejaron las armas

SEMANA: ¿Y qué ha dejado el alzamiento armado?

N.R.: Si vamos a Chocó, al nordeste de Antioquia, al sur de Bolívar la gente le va a decir qué ha dejado la insurgencia. Si deja de existir la guerrilla colombiana o el ELN en particular, en 10 o 20 años esas serranías serán socavones de la gran minería del oro.

SEMANA: Este es un momento histórico para el fin del conflicto. ¿No temen estar de espaldas a él?

N.R.: Nunca hemos pensado tomar el poder por las armas porque ningún destacamento armado lo ha hecho en el mundo. En todas partes la gente asume el control y el poder con el respaldo de destacamentos armados. Nosotros hemos jugado un papel en esa resistencia. Ojalá se desarrollen espacios democráticos para no tener que alzarse en armas, nadie es partidario de la guerra.

SEMANA: Grandes revolucionarios como Fidel Castro y Chávez dejaron de creer en el camino de las armas…

N.R.: Lo que aquí hemos dicho grafica realidades complejas. Si desaparecen las guerrillas y se silencian los fusiles, llegan los inversionistas, las multinacionales y esas son soluciones que no benefician a todo el mundo. El Centro Democrático ha dicho, por ejemplo, que la propiedad privada no se toca en lo absoluto. ¿Cómo será la reforma agraria sin tocar la propiedad privada?

SEMANA: ¿Tiene sentido seguir sentados en Quito?

N.R.: Sí, porque hay que seguir buscando salidas. Si el presidente se la juega, es una oportunidad para él y para Colombia. Hicimos una agenda, convencidos de que se va a luchar por ella y que la contraparte la quiere poner a andar.

SEMANA: El papa Francisco viene en septiembre. ¿Cómo puede incidir la visita en el proceso del ELN?

N.R.: Independiente de todo, nosotros vamos a ser respetuosos de la visita del papa a Colombia.

COLOMBIA/ Jesús Santrich de las Farc, advierte al ELN de no ser ingénuo frente al Estado colombiano

http://colomdick.blogspot.com.co/2017/06/jesus-santrich-farc-advierte-eln-de-no.html?spref=fb&m=1

QUITO/ ELN- Gobierno colombiano : Acuerdo Pactado, Acuerdo Implementado

Sábado, 10 Junio 2017 Escrito por Delegación de Diálogo

 

NOTA DE PRENSA

Quito, 10 de junio de 2017

 

En esta semana firmamos acuerdos sobre Pedagogía y comunicaciones para la pazGrupo de países de apoyo, acompañamiento y cooperación, y seguimos trabajando hacia el Desminado Humanitario.

Las partes dimos instrucciones a la sub-mesa de Participación para completar lo concerniente a las Audiencias Preparatorias, establecer un cronograma para las mismas, e intercambiar sobre metodologías para la participación.

Convinimos incluir en la Agenda de la mesa el punto relativo al Cese Bilateral, sin entrar todavía en materia.

En lo referente al tema de Dinámicas y Acciones Humanitarias, no logramos acordar el mandato para esta sub-mesa, debido a que la delegación del Gobierno argumenta que tiene capacidades limitadas para hacer acuerdos que prevengan el Genocidio en curso. Además, eluden tratar el paramilitarismo en este punto. 

Al persistir las distancias, la delegación del Gobierno decidió, unilateralmente, congelar la implementaciónde los acuerdos firmados y pactados esta semana, con lo que pretenden posesionar otros criterios, diferentes a los acordados hasta ahora, que son la celeridad y la rigurosidad en las conversaciones.

 

Delegación de Diálogos de Paz

Ejército de Liberación Nacional

 

http://eln-voces.com/index.php/dialogos-de-paz/notas-de-prensa/1113-acuerdo-pactado-acuerdo-implementado

 

Una tragedia putumayense en tres actos: entrando al “post-conflicto”  . Por: José Antonio Gutiérrez D.

martes, junio 13, 2017

Acto I -Puerto Bello, Piñuña Blanco

El jueves 1 de Junio, a eso de las 8pm, media docena de individuos encapuchados y vestidos de negro, llegan a la comunidad de Puerto Bello, en Piñuña Blanco, armados de escopetas y revólveres.

Pese a que a primera vista podrían parecer meros atracadores, sobre todo por las precarias armas que portan, su modus operandi parece ser el de paramilitares. Cortan las comunicaciones, agrupan a varias personas al borde del río y proceden a robar a personas específicas, sobre todo del comercio. Luego, después de dos horas de aterrorizar al caserío, roban un motor y se van con total tranquilidad río abajo con todo lo robado. Esto ocurre en las mismas narices de un batallón militar en la vereda de La Alea, adscrito a la Brigada de Selva Número 27, así como de la Fuerza Naval del Sur que opera en todo el río Putumayo.

Esta es la segunda acción de este tipo que ocurre en la zona. Hace unos meses, también se había producido una acción similar en la vereda Puerto Silencio. También han aparecido panfletos amenazantes de grupos paramilitares –que vienen avanzando a paso firme desde el occidente de Putumayo- y hasta de un grupo que se hacen llamar “Los de Sinaloa”. Esto ocurre cuando las FARC-EP ya no se encuentran en este territorio, sino que se encuentran concentrados en la Zona Veredal “Heiler Mosquera”, en La Carmelita. Un mal precedente de lo que puede esperar el pueblo de estos territorios de la presencia de la fuerza pública. Hasta los más timoratos reconocen que “estas vainas no se veían cuando las FARC estaban por acá”. En el pueblo corren rumores que, de hecho, la misma fuerza pública no sólo toleraría estas acciones sino que algunos elementos hasta estarían detrás de ellos. Sea como sea, la desconfianza es grande, al igual que la ansiedad.

Esta acción ocurrió apenas un día después de una reunión en la comunidad en la cual se trató el tema de la explotación petrolera y la necesidad de oponerse al intento de la multinacional Amerisur Resources plc –de origen británico- de comenzar tareas de prospección y explotación en la zona, en medio de las comunidades campesinas, de un consejo comunitario afro y de un resguardo indígena. Esta obsesión por perforar la tierra, contaminar los ríos y saquear los recursos es parte de la visión del post-conflicto del gobierno: que las multinacionales vayan ocupando los territorios donde nunca se habían podido meter, porque se encontraban las FARC-EP en ellos. Literalmente, los territorios de presencia histórica de esta insurgencia, hoy están de remate. Para resistir al extractivismo, se está llamando a todas las comunidades del río a una asamblea los días 16 y 17 de Junio en Peneya, cerca de Puerto Calderón.

Acto II -Piñuña Negro

El día 2 de Junio, al mediodía, durante una reunión en Piñuña Negro con dirigentes campesinos y líderes de juntas de acción comunal, para tratar el tema de la implementación de los acuerdos de paz entre el gobierno y las FARC-EP, dos helicópteros militares sobrevuelan la reunión. Están sobrevolando por mucho tiempo, hasta que después de una hora y media sobrevolando, deciden aterrizar. “Afuera está el ejército”, nos comenta una señora que estaba en la reunión y que había salido para comprar algunos refrigerios. Salimos a hablar con ellos, pues la gente comienza a ponerse nerviosa. No es para menos. Piñuña Negro ha sido particularmente golpeado por las acciones contrainsurgentes durante el Plan Colombia, ha sido muy militarizado, ha vivido innumerables combates, ha visto muchos muertos y decenas de sus dirigentes han sido arrestados. Desde el 2004, al menos 36 dirigentes sociales han sido arrestados. El Plan Colombia también generó un desplazamiento masivo: de unas 2500 familias que había en el corregimiento al inicio de este operativo, hoy no quedan más de 400. Hoy el casco urbano de Piñuña Negro parece un pueblo fantasma, con casas abandonadas cayéndose a pedazos y un comercio moribundo donde alguna vez hubo de todo. En algunas de las veredas del corregimiento, esto se nota con mucha mayor crudeza: Puerto Tolima alguna vez llegó a tener 100 familias, y hoy apenas tiene 2. No es de extrañar, entonces, que la presencia militar provoque escalofríos en muchos.

Había llegado la armada en esos dos helicópteros; unos 30 militares contra-guerrillas, armados hasta los dientes con fusiles de asalto, mira telescópica, visores, granadas y cada quien con dos revólveres cruzados en el pecho, se paseaban por fuera del lugar de reunión y por el resto del caserío. Parecía que iban a una guerra medio oriental en vez de a dialogar con un grupo de dirigentes comunitarios que estaban realizando una reunión perfectamente legal. La gente miraba desde la distancia lo que está pasando con nerviosismo. Nosotros nos acercamos a hablar con un capitán de la manera más afable posible, tratando de bajar la tensión y de garantizar que la reunión pueda finalizar.

Nos informan que hemos roto un protocolo. Al parecer, la inspectora de Piñuña Negro tiene un acuerdo con la fuerza pública, a todas luces inconstitucional, según el cual no se puede realizar ninguna reunión comunitaria sin previa autorización de los mandos militares y sin la presencia física de un uniformado. Tales disposiciones son propias de las dictaduras militares del Cono Sur, más no así de un país que se dice democrático. Nos pregunta el militar que qué estábamos conversando. Le decimos el objetivo de la reunión y los temas tocados. Parece que la respuesta lo tranquiliza. Era como si esperaba que el objetivo de la reunión fuera otro.

Pregunta a mi compañero que si las cosas estaban tranquilas en Piñuña Blanco. Con sorpresa, le explicamos lo del “atraco”, aunque ellos ya sabían pues las denuncias se habían hecho por la mañana. Además, resulta extraordinariamente extraño que el ejército no haya sabido del “atraco” –que a esa altura lo sabía Raimundo y todo el mundo-, pero que se hayan enterado tan rápido de una reunión comunitaria para irla a interrumpir –y de paso, para acosar y amedrentar a los participantes. El capitán nos dice entonces que anotemos su número telefónico y que en caso de un nuevo incidente, llamemos al ejército porque ellos no vacilarán en llegar a “proteger” a la comunidad. Nos dijo que en esa zona la comunidad los rechazaba y que hasta los “hostigaban”, pero que si la comunidad los llamaba, ellos irían.

Luego nos preguntan si iríamos a Puerto Ospina, donde también la comunidad está adelantando acciones para oponerse a la explotación petrolera en su territorio, también por parte de Amerisur Resources plc. Uno ya va entendiendo por dónde va la cosa.

Acto III -Peneya, Piñuña Blanco

En el último acto, dirigentes comunitarios de Peneya, Piñuña Blanco, nos explican que el sábado 3 de Junio, se habían aparecido los ejecutivos de la Amerisur Resources plc, llamando a una reunión a la dirigencia. Palabras más, palabras menos, le preguntaron a los dirigentes que cuando soltaban la tierrita. A lo cual los dirigentes exclamaron diciendo que eso no era una decisión que podían tomar ellos, sino que correspondía a  la comunidad. Y que la comunidad tiene su evento programado para el 16 y 17 y que entonces tomarán una  decisión informada.

También nos enteramos que, camino a Piñuña Negro, los helicópteros que sobrevolaron la reunión comunitaria, también habían sobrevolado el caserío de Puerto Bello. El mensaje era claro. El día 3 también hubo reunión de la Junta de Acción Comunal en Puerto Bello y la decisión de la comunidad, ante la zozobra generada en los últimos días fue reforzar la organización comunitaria, tender más puentes con otros procesos, visibilizar la problemática del extractivismo y la resolución de la comunidad de defender el territorio. Dentro de esto, se llamó a participar masivamente en la asamblea en Peneya, pedir acompañamiento a los otros movimientos sociales, y a pedir a las autoridades garantías para que la reunión se pueda realizar en paz.

Aun cuando estos tres actos, a primera vista, puedan parecer hechos aislados, pensamos que son parte de una misma tragedia que se viene viviendo no sólo en el Putumayo, sino en todo el territorio colombiano.

Ahí donde las FARC-EP abandonaron los territorios, en el marco del proceso de paz adelantado con el gobierno (en el cual, dicho sea de paso, solamente los guerrilleros están cumpliendo su parte del acuerdo), las multinacionales han puesto la mira para adelantar actividades extractivistas y agroindustriales. En esos territorios existía no solamente insurgencia armada, sino también, por decirlo así, una insurgencia social: comunidades en resistencia contra la imposición del modelo neoliberal extractivista, que han buscado activamente participar en procesos amplios por una transformación de las estructuras políticas y económicas del país, así como en la creación de alternativas en su propia realidad local. Para quebrar esta resistencia campesina, indígena y afrocolombiana, la fuerza pública está tolerando, sino patrocinando, una situación de inseguridad y zozobra. Es muy raro que asesinatos selectivos, el aumento de la inseguridad y el avance incontenible del paramilitarismo estén ocurriendo en las mismas narices del ejército más poderoso de América Latina, y que ellos se muestren impotentes para operar en contra de estos elementos criminales. Eso si, muestran gran efectividad cuando las comunidades se organizan para protestar.

¿Qué se busca con esta zozobra inducida? Que la comunidad, en su desesperación, termine por llamar al ejército para que venga a poner orden. Al mismo ejército que ha permitido que esto ocurra. Así ellos llegan por invitación (“llámenos si vuelven a ocurrir incidentes”), como salvadores. Pero detrás de la militarización del territorio, lo que llegará es la petrolera. Eso es lo que realmente buscan, y no la seguridad de la comunidad: lo que buscan es dar garantías y protección a la petrolera para adelantar el saqueo de los recursos, y la consecuente destrucción de la selva. Con el ejército enquistado en los pozos petroleros, como se ve en otras partes del Putumayo ¿quién podría protestar o resistirse? Y como se ve en todos los territorios militarizados, la criminalidad y el paramilitarismo no cesarán sino que ahí seguirán o hasta aumentarán, mientras las multinacionales podrán saquear en paz todo lo que quieran.

La comunidad en Piñuña Blanco está viendo claramente esta estrategia y no se está dejando engatusar. Sabe que la única garantía para que la paz llegue a su territorio es la unidad de los procesos comunitarios, el fortalecimiento de su autonomía, la creación de un verdadero poder popular que pueda, mediante las guardias campesinas y la acción comunitaria, enfrentar las amenazas ante las cuales la fuerza pública se muestra impotente. En estos momentos está claro que la seguridad del pueblo depende de la capacidad del mismo pueblo. Que la defensa del territorio no puede ser impulsada más que por la alianza de campesinos, indígenas y afros, con el respaldo de los sectores urbanos que se hacen solidarios de estos procesos. Por más que uno le dé vuelta al asunto, no hay de otra. Por eso es tan importante que el 16 y 17 las comunidades de Piñuña Blanco no estén solas y que se les tienda una mano solidaria en esa lucha que es la lucha de todos.

http://www.elsalmon.co/2017/06/una-tragedia-putumayense-en-tres-actos.html?utm_source=feedburner&utm_medium=email&utm_campaign=Feed%3A+Elsalmon-Revista+%28ELSALMON+-+Revista+Cultural%29

SEMANARIO VIRTUAL CAJA DE HERRAMIENTAS

Edición N° 00546 – Semana del 16 al 22 de Junio de 2017 Bogotá D. C. Colombia

http://viva.org.co/cajavirtual/svc0546/

 

Artículos a leer en el enlace:

 

Video. Semanrio Caja de Herramientas (Colombia)

Lo que necesitas saber sobre el proceso de dejación de armas

Desde el 1 de marzo de 2017, la Misión de la ONU en Colombia ha empezado a verificar el proceso de dejación de armas, que funciona en 5 etapas y que es una etapa crucial mientras los hombres y mujeres de las Farc – EP se preparan para su reincorporación a la vida social, económica y política del país. De acuerdo con la nueva hoja de ruta que se estableció entre las partes a finales de mayo, el próximo martes 20 de junio deberá darse la dejación definitiva de las armas por parte de las Farc. Es decir, restan apenas siete días. Ya la semana pasada, de conformidad con lo acordado, la Misión de las Naciones Unidas en Colombia reveló desde la zona veredal transitoria de Caño Indio, en Norte de Santander, que tenía en su poder 2.300 armas, equivalentes al 30 % del total que, se supone, posee el grupo guerrillero. Misión ONU Colombia

https://www.youtube.com/watch?v=nFIubf69XJw&feature=youtu.be

 

Frente al Atentado en el Centro Comercial Andino

Depongamos los odios, Abracemos la paz

Las personas y organizaciones abajo firmantes, amantes de la paz, la solución politica al conflicto armado interno, la convivencia y la reconciliación entre los colombianos; repudiamos el acto terrorista acaecido ayer sábado 16 de junio en el Centro Comercial Andino, de Bogotá D.C, con un saldo trágico de 3 mujeres muertas, entre ellas una joven ciudadana francesa y 11 personas más heridas. Expresamos nuestras más sinceras condolencias a las víctimas y familiares de tan oprobioso acto que no dudamos en calificar como un nuevo intento por entorpecer los irreversibles pasos dados en os últimos días hacia el final del conflicto armado entre las FARC-EP y el estado Colombiano; así como los notorios avances en la mesa de negociaciones de paz entre el gobierno nacional y el ELN, en Quito, Ecuador. Nos preocupa sobremanera que el explosivo haya sido colocado en un sitio con masiva presencia de civiles y, más aun, en el baño de las mujeres, lo cual evidenciaría la pretensión perversa de hacer daño no solo a estas sino también y, eventualmente, a las niñas y niños que generalmente son acompañadas/os por sus madres a estos sitios. Al reafirmar nuestra disposición a continuar participando activamente en los procesos de implementación del Acuerdo de Paz y en el trámite de la agenda en desarrollo en Quito, Ecuador; exhortamos a las autoridades competentes a dar con los responsables materiales e intelectuales de tan execrable crimen. Los enemigos de la paz jamás lograran imponer sus agendas de odio, terror y violencia a la gran mayoría del pueblo colombiano.

La Paz se Moviliza

Bogotá 17 de junio de 2017

En Suiza  suscriben On y va, globalizando la solidaridad y la ASOCIACION AIPAZCOMUN

Ver una gran parte de quienes suscriben el comunicado en:

http://www.indepaz.org.co/wp-content/uploads/2017/06/Pronunciamiento-Atentado-Andino.FinalY.pdf.pdf

 

DESDE ABAJO

Jueves, 29 Junio 2017 10:20

“Creo en la necesidad de la paz completa”

Escrito por HÉCTOR ARENAS

En diálogo con desdeabajo, Alirio Uribe Muñoz, Representante a la Cámara, describe cómo avanza la concreción legal del Acuerdo de Paz. “El proceso de paz ha sido y es una carrera de obstáculos”, enfatiza. “Obstáculos en lo económico, con los enemigos del proceso, en lo jurídico. Brincar y brincar obstáculos. Espero que lleguemos a la meta: desactivar la guerra y que no haya más víctimas”.

 

Estos días son de exigencia plena para todos aquellos que consagran su vida al sueño de ver emerger una Colombia con justicia y paz. Entre ellos y ellas, Alirio Uribe Muñoz no descansa. Los tiempos urgen, dijo Martí, todo a la vez. Ayer en la noche, en la marcha que desde el Planetario –en Bogotá– caminó hasta la Plaza de Bolívar en defensa de los acuerdos. Hoy, comenzando el mes de junio, en el seminario convocado junto con Iván Cepeda y Ángela Robledo para que defensores de derechos humanos de todo el país estén al tanto de la Justicia Especial para la Paz. Mañana en el aerotransporte del Ejército hacia las zonas veredales del Cauca. Al día siguiente con los maestros que están pariendo el sueño de otra educación en Colombia.

 

El desarrollo legal

 

Para conversar sobre estos temas, citamos de nuevo a Alirio quien sin dudarlo aceptó compartir su lectura de lo que está ocurriendo en el Congreso con el Acuerdo de Paz. En los primeros días de junio nos encontramos y alrededor de un café, nos adentramos en la entrevista sin perder tiempo. El gobierno acaba de expedir un conjunto de decretos para desarrollar temas claves de los acuerdos, ¿cómo evalúas el desarrollo legal del Acuerdos de Paz?
En primer lugar debo señalar que la paz sí nos ha dado unos réditos. El cese del fuego, el diálogo con el Eln, nos ha dado unos beneficios, ante todo salvar vidas. Nuestro primer desafío, y es lo que planteé en un taller al que concurrí hoy, es que no haya más víctimas.

 

Hay que recordar que en todos estos años de acción, de resistencia y de trabajo, el movimiento popular, el movimiento de derechos humanos, las organizaciones de víctimas, han salvado muchas vidas. Cuando comencé mi trabajo como defensor de derechos humanos, treinta mil personas al año era lo que registraba Colombia, tres mil de las cuales provenían de la violencia política. En ese tiempo íbamos a Naciones Unidas y decíamos que en Colombia matan cada día diez personas con ocasión del conflicto socio político.

 

Veinte años después, en el 2016, las cifras de Medicina Legal arrojan diez mil seiscientas necropsias. Y las cifras de la Policía son de doce mil. La tasa general de homicidios en el país se redujo a una tercera parte. Del 2016 al 2017 han asesinado 180 líderes sociales y populares. Esto es gravísimo. El 87 por ciento son líderes campesinos e indígenas, presidentes de organizaciones agrarias. Los asesinatos los han cometido en las zonas abandonadas por las Farc, zonas que la Defensoría del Pueblo ha señalado como las de mayor riesgo en todo el país, que son cien municipios. Son las zonas más militarizadas, allí donde opera el Plan Victoria del Ejército. Y también las mismas zonas que serán las circunscripciones especiales de paz para las 16 cámaras contempladas en el Acuerdo de Paz. Me atrevería a decir, entonces, que algunos de los líderes asesinados –potencialmente– podrían haber sido candidatos a las elecciones de esas circunscripciones.

 

Pero cuando hablo de que hemos salvado vidas me refiero a que algún efecto ha de tener la disminución de la intensidad del conflicto en el sentido de la reducción de los homicidios a una tercera parte. El año pasado mataron cuatro sindicalistas, este año han matado uno. Pero venimos de años en que la cifra ascendía a doscientos. Y la cifra monstruosa ha bajado. Espero que el año que viene no maten ninguno.

 

Si observamos los secuestros sucede igual. Hace diez años teníamos una media de 3.500 al año. El año pasado hubo 180. Seguramente 10 por ciento imputable al Eln y el 90 restante a delincuencia común.

 

Igual si miramos las víctimas de minas antipersonas: hace diez años mil trescientas víctimas, y el año pasado: diez y seis. Este año van dos y espero que el año entrante no haya ninguno. Tenemos que terminar la tarea de ir desactivando el conflicto.

 

Venimos de un escenario de trescientos mil desplazados por año. Con un escenario de cientos de miles de desplazados cada año durante varios años. Esas cifras han caído. Recuerdo informes de la Fiscalía General de la Nación refiriendo que en un solo año mataron cuatrocientos miembros del CTI. El Hospital Militar recibía cada año cientos e incluso miles de heridos y mutilados. El año pasado llegaron veintiséis heridos. El Hospital hoy está atendiendo más casos de accidentes de moto que víctimas de la guerra. Nos ahorramos vidas de soldados, de policías, de guerrilleros, de civiles, con ocasión del conflicto.

 

Todo este cuadro de espanto ha disminuido de manera ostensible. Pero no hemos terminado la tarea y nuestro primer desafío es que las víctimas lleguen a cero. Y con ese desafío en nuestra conciencia, la tarea crucial es rodear los acuerdos, acompañarlos.

 

El desarrollo de los acuerdos

 

La respuesta de Alirio me lleva a pensar hasta qué punto los cambios en el escenario dantesco de las víctimas se debe a la labor de las organizaciones de víctimas y de derechos humanos, y ahora a los acuerdos, y hasta qué punto se debe a la sustracción de materia, a la desaparición física del sindicalismo, al debilitamiento de la organización popular campesina…

 

¿Cómo van los acuerdos?, le pregunto.

Hasta ahora van aprobados tres actos legislativos, es decir, tres reformas constitucionales. Y están en trámite otras cuatro, con lo cual tendremos siete reformas constitucionales como producto del Acuerdo de Paz.

 

También han expedido treinta decretos leyes, dos de los cuales fueron declarados inexequibles por la Corte Constitucional. Fue aprobado una Ley Estatutaria y hay otra en trámite (reforma política), así como dos leyes ordinarias; otras dos están en trámite. La Ley Estatutaria aprobada corresponde al Estatuto de la oposición.

 

De las reformas constitucionales ya aprobadas, una aborda el tema de la estabilidad y seguridad jurídica del Acuerdo final de Paz; la otra crea el sistema de la Justicia Especial de Paz, todo el sistema de verdad, justicia, reparación y garantías de no repetición.

 

Otro acto legislativo, reforma constitucional, que está en trámite es el que aprueba la reincorporación jurídica de las Farc, y trata lo relacionado con las curules de Senado y Cámara. Otra reforma constitucional en proceso es la electoral, y otra es la que eleva a rango constitucional la prohibición del paramilitarismo. Una más es la reforma al sistema de las regalías, que asegura los recursos para el Fondo para la paz –proyectado para los próximos veinte años.

 

La Ley de Amnistía hace parte de las leyes aprobadas, así como aquella que permite desempeñar su rol en el Congreso a Voces de Paz. También existen dos leyes en trámite: una que tiene que ver con innovación agropecuaria y otra con adecuación de tierras.

 

Si hacemos un balance general encontramos que van aprobadas 38 normas, entre reformas constitucionales, legales y leyes estatutarias. Hay siete en trámite en el Congreso. Y hay más o menos quince que están en preparación para que hagan su curso en este mismo recinto.

 

Dentro de todos los Decretos Leyes expedidos por la Presidencia con relación al punto uno de los acuerdos –Desarrollo Rural Integral–, uno tiene que ver con el Fondo para el Desarrollo Rural Sostenible en zonas afectadas por el conflicto; otro crea el Fondo de Tierras y de formalización de tierras, que corresponde a los programas de desarrollo territorial llamados PDT en el Acuerdo de Paz; uno más crea el Plan Nacional de Construcción de Vivienda Social Rural; otro crea programas de educación rural; planes de electrificación rural son proyectados en otro Decreto Ley.

 

Hay uno que será muy cuestionado: trata sobre proyectos mineros para pagar obras por impuestos. Es decir, que las empresas en lugar de pagar impuestos hagan obras locales, acueductos, carreteras, etcétera. Otro decreto versa sobre pagos por servicios ambientales.

 

En cuanto al punto de garantías, hay varios decretos: el que reglamenta la ley de amnistía; uno que crea el Sistema deSeguridad Jurídica para el ejercicio de la política por parte de las Farc; otro que le da cuerpo a los instrumentos de la reincorporación económica social, individual y colectiva para los miembros de las Farc; uno da vida a la Unidad especial de investigación para desmantelar el paramilitarismo y las organizaciones criminales; otro crea la agencia colombiana para la reintegración; otro más da origen a la Controlaría delegada para el posconflicto, y hay uno que tiene que ver con el inventario de bienes y activos de las Farc por entregar dentro del proceso.

 

Ya, como se sabe, el Gobierno prorrogó el Fast Track que venció en su primera fase el día 30 de mayo. Ahora hay receso legislativo de un mes y la nueva fase del Fast Track irá hasta el 30 de noviembre. Este es el plazo que tenemos para que el Congreso trámite los siete proyectos de ley que hoy tenemos, más los quince nuevos que deben llegar en breve, los cuales están en la Ceside, que es el mecanismo bilateral Gobierno-Farc para concertar estos temas, mecanismo que ha contado con participación de la sociedad civil, en especial en los temas de víctimas y tierras.

 

Me inquieta si todas estas normas van en la línea acordada en el Acuerdo de Paz o la obstruyen, ¿cómo es la realidad?

Algunas de las normas que llegarán para su revisión a la Corte Constitucional desarrollan los acuerdos de paz conforme a lo acordado. Pero otras van en contravía como efecto de los micos metidos por el Congreso, por ejemplo en todo el sistema de verdad, justicia y reparación –para favorecer a los militares–; o los micos metidos por la Presidencia con sus decretos leyes, también para favorecer a determinados actores.

 

El resumen realizado es bastante elocuente, refleja cambios en proceso que sin duda marcarán al país, las luchas sociales y políticas por venir; pero hay algo que me llama la atención, ¿por qué la disputa vivida recientemente alrededor de la Corte Constitucional?

Tengo la impresión que el carácter progresista de la misma (defendió a las víctimas, al medio ambiente, los derechos fundamentales), lleva a un sector del establecimiento a utilizar el proceso de paz para conservadurizarla. Y me parece que esta pretensión sí ha jugado en el Congreso en las últimas elecciones para elegir a los nuevos togados: tratar de recomponer la Corte con magistrados menos progresistas. Y así han procedido, no tanto para atacar el proceso de paz como para asegurar que la Corte no ponga tanto problema –por ejemplo con las consultas populares, con el derecho de los pueblos indígenas a la consulta previa–, temas en los que la Corte ha priorizado los derechos colectivos sobre los intereses o los negocios privados.

 

¿Cuál es tu balance con respecto a la voluntad política del Gobierno para el cumplimiento de lo firmado?

El balance es positivo. Se la ha jugado fuerte en algunos temas de la implementación, aunque incumplido en otros muchos. Y ha incumplido no por mala fe, sino por su ineptitud, por la burocratización del Estado. Porque el Ministro da la orden pero el funcionariado relentiza, o el gobierno regional o local no acompaña. Falta coordinación institucional. No todo es mala fe, pero tampoco lo contrario.

 

Por ejemplo, en el caso de los indultos, ante la lentitud que conoce este tema, expidió un decreto en el que se señala que cuando los jueces no tramiten la amnistía procede el habeas corpus. Esto debido a las prolongadas e injustificadas demoras de muchos jueces con los trámites de aministía e indulto.

 

Claro, hay cosas elementales, administrativas, en las que está rajado, como aquellas que implican expedir uno u otro Conpes. La tapa que fotografía esa realidad gubernamental son las zonas veredales, que tenían que estar en plena adecuación en octubre del 2016, ¡y estamos en junio de 2017 y nada que pueden cumplir!

 

Hay desafueros que no corresponden en su totalidad a la Presidencia, es el caso, por ejemplo, de la Justicia Especial de Paz, cuando de manera expresa se metieron facilidades para los militares por la responsabilidad de mando, o para empresarios que han financiado la guerra, eso se hizo de mala fe. Y lo hicieron las mayorías del Congreso por presión del Ministro de Defensa, y de los militares. Pero eso no le quita valor a todo el sistema.

 

Pero todavía queda espacio para retomar la senda. Esa pelea irá a la Corte Constitucional, y se debatirá después en el propio seno de la Justicia Especial de Paz (JEP), porque existirá una Corte nueva y los magistrados deben normar su funcionamiento, teniendo que fijar criterios de Derecho Penal Internacional y de Derecho Internacional Humanitario, de Derecho Internacional de Derechos Humanos, y de Derecho Penal Nacional. La JEP tiene un funcionamiento previsto de diez años, prorrogables a cinco más. En términos reales vamos a tener magistrados de la JEP en octubre, y hacia abril o mayo del año que viene deberá estar funcionando. Por ahora está la Secretaría, pero nada más. Creo que la Comisión de la Verdad será más rápida, espero que en enero del 2018 esté ya andando. La Unidad de búsqueda de personas desaparecidas podría incluso arrancar más rápido.

 

Hace unas semanas una decisión de la Corte Constitucional parecía que enredaba todo el porvenir faltante del Acuerdo de Paz, ¿cuál fue el real efecto de tal fallo?

Sí, el fallo que otorgaba poder a los congresistas para proponer modificaciones a los textos legales que desarrollan lo acordado. El fallo fue neutralizado. Una semana después del mismo fue votado el acto legislativo que crea los recursos para la paz, un tema difícil porque se trata de definir a qué quitarle plata para otorgársela a la paz. Personalmente quería que se afectaran más los fondos destinados al servicio de la deuda, y los fondos de seguridad y defensa, pero algo se afectaron. Esta reforma constitucional la votamos en la Cámara de Representantes 109 a favor y 13 en contra. En la Comisión Primera se aprobó también elevar a rango constitucional la lucha contra el paramilitarismo, que no es un tema de fácil trámite. Lo que quiero decir es que todavía existen mayorías para seguir aprobando la implementación de los acuerdos. Somos doscientos sesenta y pico de congresistas y los del Polo y los Verdes sumamos diecinueve. Es decir, si se aprueban las cosas es porque las mayorías están votando. Entonces, tampoco puede decirse que el Congreso sea enemigo del proceso. ¿Que existen sectores enemigos del proceso? Sí, el Centro Democrático y a veces algunos conservadores, y a veces Cambio Radical.

 

Creo que a veces, desde fuera, se juzga en blanco y negro. Creo que sí hay blanco y negro. Sí hay gente en contra del proceso, pero también hay mayorías aprobando los desarrollos legislativos de los acuerdos de paz.

 

Una nueva situación política

 

Las palabras de Alirio me llevan a pensar en lo que es dable apreciar hoy en el escenario de la paz. Por una parte el establecimiento, el poder económico y político, nacional e internacional, con ambiciones de una paz barata, una paz sin un movimiento social y político capaz de cambiar las reglas de juego por vía democrática. Por otra parte, una insurgencia que abandona para siempre las armas, aspirando a constituir un movimiento político capaz de democratizar el país. Uno espera que de ese choque no vuelva a emerger la guerra.

 

Igual piensa Alirio, para lo cual parte del principio de que quienes detentan el poder ya no consideran necesario mantener estructuras armadas, grupos paramilitares; se siente que su proyecto de control del poder va cambiando.

 

Valoración que me lleva a interrogarlo por los sectores que aún se resisten a tal cambio…

Sí, existen sectores que se sienten más amenazados con el proceso de paz que otros. Es decir, cuando se quiere profundizar una política de restitución de tierras y el modelo feudal, y el de producción agraria y ganadera, alimentados del despojo y sostenidos en la violencia, pues esos sectores temen más el proceso. En esta disputa resalta que la burguesía urbana, la más moderna, la de servicios, la financiera, le tiene menos miedo a esos cambios. Y eso se marca en el Congreso cuando uno analiza las votaciones y contempla los intereses. Mucha gente puede tener temor. Eso fue clarísimo cuando se cambió en el marco constitucional de la JEP lo de los civiles responsables o financiadores del conflicto, donde el Acuerdo impone que digan la verdad, pero el Congreso relativiza esa responsabilidad con cargas más suaves. Ahí se protegen ellos.

 

Existe una disputa también dentro de los grupos de poder. Por ello el proceso de paz ha sido y es una carrera de obstáculos, bien en lo económico, en lo jurídico, con los enemigos del proceso. Brincar y brincar obstáculos. Espero que lleguemos a la meta: desactivar la guerra y que no haya más víctimas.

 

Pero, así y todo, la puerta está abierta para llegar a una paz completa. Una paz que cierre el ciclo de violencia con que el establecimiento impuso sus intereses. Acá todos sabemos que el Estado se impuso a la brava. Yo lo contemplo desde el punto de vista del ordenamiento territorial. El territorio y el país se han ordenado a bala. Cuarenta millones de hectáreas para vacas, al tiempo que desplazan seis millones y medio de personas. Sucedió igual con la explotación petrolera y minera, con la agroindustria. Los territorios rurales y urbanos se han segregado con violencia.

 

Por ello creo que el país, mayoritariamente, va entendiendo que la guerra es una carga y no un modelo de acumulación con porvenir. Esto tiene que ver con negocios, con el ingreso a la Ocde, con que Colombia juegue en ‘grandes ligas’ de inversiones. La fe en el libre mercado, en el capitalismo, permanece en el espíritu y proyecto de poder de quienes han manejado y apropiado por décadas el aparato estatal. Y su poder y fuerza se sentirá, con seguridad, por otras vías o de otras formas.

 

Y al tiempo que eso suceda, vendrán otras formas de resistir y de luchar. Como vimos durante semanas en Buenaventura, lo cual impacta. Sin duda tomarán forma coordinaciones locales, regionales y nacionales a través de las cuales la resistencia social será más efectiva. Los paros y las movilizaciones serán más intensas porque la gente irá perdiendo el miedo a expresarse, a denunciar, a hablar, a contar. El resultado debe ser una mayor democratización social y política.

 

https://www.desdeabajo.info/colombia/31847-creo-en-la-necesidad-de-la-paz-completa.html

 

Gabino apoya a la Iglesia en cese bilateral ante llegada del Papa a Colombia

El comandante del Eln, Nicolás Rodríguez, alias Gabino. Foto: Archivo

MARIANA ESCOBAR ROLDÁN | PUBLICADO EL 28 DE JUNIO DE 2017

 

El comandante del Eln, Nicolás Rodríguez, alias Gabino, respondió a la Iglesia Católica su solicitud de un cese el fuego bilateral con el Gobierno Nacional por la visita del papa Francisco a Colombia.

Lea también: Iglesia católica pidió un cese el fuego entre Gobierno y Eln

Según una misiva firmada por el comandante, hay coincidencias entre la Iglesia, el Gobierno y el Eln respecto al proceso de paz, entre las que está la importancia de “pactar un cese bilateral del fuego” ante la venida de Francisco al país.

“Estamos de acuerdo en que la venida del Papa debe convertirse en un acontecimiento de importancia, que fortalezca el proceso de paz de Colombia y aliente, como él lo ha expresado, la acción organizada de los humildes, para luchar contra la injusticia social”, manifestó “Gabino”, luego de que la Iglesia les enviara una carta la semana pasada invitando al cese.

Ante esa sugerencia, el jefe negociador del Gobierno, Juan Camilo Restrepo, ya había respondido el miércoles pasado con otra carta en la que dijo: “La visita apostólica del Santo Padre a Colombia en septiembre nos compromete a recibirlo con avances concretos que respondan a los anhelos de una paz completa”, aunque advirtió que para el Gobierno es “imperativo” que, acompañado del cese el fuego, también se suspendan las hostilidades: secuestro, extorsión, toma de rehenes, reclutamiento de menores y ataques contra oleoductos y otras infraestructuras.

Lea: Eln liberó a los periodistas holandeses secuestrados en Norte de Santander

De acuerdo con “Gabino”, desde que se iniciaron los diálogos con el actual gobierno, el Eln reiteró la urgencia de pactar el cese, mientras el Gobierno argumentaba que “los diálogos deben adelantarse en medio de la guerra”.

Por eso, para el comandante el reciente interés de Santos en un cese se recibe bien en esa guerrilla. “Si las partes actuáramos de cara a la realidad colombiana y desprendiéndonos de intereses de parte, allanaríamos el camino de la paz completa y lograríamos pactar el cese bilateral”, concluye.

 

http://www.elcolombiano.com/colombia/paz-y-derechos-humanos/gabino-apoya-a-la-iglesia-en-cese-bilateral-ante-llegada-del-papa-a-colombia-EI6802161

 

SEMINARIO VIRTUAL CAJA DE HERRAMIENTAS

Edición N° 00550 – Semana del 14 al 20 de Julio de 2017 Bogotá D. C. Colombia

Artículos sobre la paz  en: http://viva.org.co/cajavirtual/svc0550/

Quito/ TERCER CICLO DE DIALOGOS ELN Y GOBIERNO COLOMBIANO: 24 de julio 2017

¿Por qué el régimen no renuncia a la represión ilegal?

Publicado: 10 Julio 2017

Escrito por Editorial N.589 / Revista Insurrección

http://eln-voces.com/index.php/editorial-insu/1162-por-que-el-regimen-no-renuncia-a-la-represion-ilegal

Lea  en :  http://eln-voces.com/

estos artículos

*¿Existe un genocidio en curso contra los líderes sociales?

*El fiscal Salustiano Tapa

*La independencia que no ha sido

*Le temen a la participación de la sociedad

*La crisis económica en la salud

*Accionar guerrillero en el Nororiente

*La alianza contra Brasil

Se aproxima el tercer ciclo de negociaciones con el ELN en Quito’

Tags: ELN Diálogos de paz Juan Camilo Restrepo Actualidad Paz

Juan Camilo Restrepo, jefe  del equipo negociador del Gobierno para el proceso de paz con el ELN, publicó en su cuenta de Twitter que en una semana iniciará el tercer ciclo de negociaciones en Quito.

http://www.colombia.com/actualidad/especiales/dialogos-de-paz/noticias/sdi282/158996/se-aproxima-el-tercer-ciclo-de-negociaciones-con-el-eln-en-quito

 

Próxima semana empezará tercer ciclo de negociaciones con Eln

Política

16 Jul 2017

Redacción Politíca EL ESPECTADOR

La ronda de diálogo se extenderá hasta la llegada del Papa Francisco a Colombia y buscará pactar el cese bilateral del fuego y las hostilidades.

http://www.elespectador.com/noticias/politica/proxima-semana-empezara-tercer-ciclo-de-negociaciones-con-eln-articulo-703450

Nuevo ciclo de negociaciones con el Eln se centrará en cese del fuego

Así lo confirmó el jefe negociador, Juan Camilo Restrepo. Comenzará el próximo 24 de julio.

http://www.eltiempo.com/politica/proceso-de-paz/tercer-ciclo-de-negociaciones-con-el-eln-se-hablara-el-cese-del-fuego-109590

 

COLOMBIA Rutas del conflicto Memoria…El paramilitarismo 1997…está ahi…HOY

MEMORIA

RUTAS DEL COFLICTO

El paramilitarismo en Colombia 1997…y ahí sigue…

https://www.facebook.com/rutasdc/videos/1728597207440753/

 

Eln quiere definir pronto un cese al fuego con el Gobierno

Paz

23 Jul 2017

AFP

La guerrilla señaló que otras prioridades en la tercera ronda de diálogos, que arranca este lunes, serán los temas sobre desminado humanitario y participación social.

Frank Pearl y Antonio García, jefes de las delegaciones de gobierno y Farc. / AFP

La guerrilla del Eln aspira a concretar con el Gobierno un cese al fuego bilateral y acordar los términos del desminado humanitario en el tercer ciclo de los diálogos de paz que arranca este lunes en Quito, dijo el grupo este domingo.

“Ambas partes tenemos la posibilidad y responsabilidad de dar un paso histórico: concretar un cese al fuego bilateral que brinde al país un apaciguamiento del conflicto armado”, indicó la delegación de la guerrilla en un comunicado difundido en su cuenta de Twitter @ELN_Paz.

Un acuerdo en ese sentido “permitiría aliviar la situación humanitaria de las comunidades en las zonas de mayor confrontación” agregó el Eln, al tiempo que pidió “cesar las agresiones” contra líderes sociales.

Al cerrar en junio el segundo ciclo de los diálogos, ambas partes señalaron que estudiarían si existían condiciones para pactar un cese al fuego bilateral antes de la visita del papa Francisco a Colombia, en septiembre.

El Eln inició la fase pública de negociaciones de paz con el gobierno del presidente Juan Manuel Santos el 7 de febrero en Quito. Los países garantes del proceso son Ecuador, Brasil, Cuba, Chile, Noruega y Venezuela.

El Eln, última guerrilla activa en Colombia tras la firma de un histórico acuerdo de paz entre el gobierno y las Farc, señaló que otras prioridades en la tercera ronda serán los temas sobre desminado humanitario y participación social.

“Otra prioridad de este tercer ciclo será convocar sin más demora a las audiencias preparatorias con el fin de avanzar en el punto 1 de la agenda, ‘Participación de la sociedad’. También, acordar los términos del desminado humanitario”, indicó.

El tercer ciclo se extenderá hasta la primera semana de septiembre, según el Eln, cuyo jefe negociador, Pablo Beltrán, aspira reunirse con Francisco cuando visite Villavicencio.

Con las negociaciones con el Eln el gobierno de Santos espera alcanzar la “paz completa”, tras medio siglo de un cruento conflicto que ha enfrentado a guerrillas, paramilitares y agentes estatales, dejando 260.000 muertos, 60.000 desaparecidos y 7,1 millones de desplazados.

http://www.elespectador.com/noticias/paz/eln-quiere-definir-pronto-un-cese-al-fuego-con-el-gobierno-articulo-704577

 

2 PALOMAS EN COLOMBIA…

Publicada por Kienyke

4 août 2016 •

La caricatura del día de Bacteria.

Lea también: Paloma Valencia y sus desgarradores gritos que provocan terror http://bit.ly/2aW8k37

SEMANARIO VIRTUAL Caja de Herramientas, 4 de agosto 2017-Bogotá, Colombia

Bogotá, Colombia

http://viva.org.co/cajavirtual/svc0553/

Artículos sobre democracia, paz, posconflicto, ddhh, América latina, humor …

 

Propuesta “Acuerdo especial” humanitario, gobierno – ELN

Por Álvaro Villarraga Sarmiento/Fundación Cultura Democrática

Esta propuesta para un Acuerdo Especial como otros aportes en igual sentido espera contribuir a su posibilidad bien sea que se exprese a través del logro de uno o de varios acuerdos especiales. Él o ellos resultarían de particular importancia para aliviar la situación de las víctimas, evitar riesgos a la población civil y fortalecer la confianza y el entendimiento entre las partes también a favor de resolver la urgencia de conseguir pronto un cese bilateral…

http://viva.org.co/cajavirtual/svc0553/pdfs/2.%20Propuesta%20%E2%80%9CAcuerdo%20especial%E2%80%9D%20humanitario,%20gobierno%20%E2%80%93%20ELN.pdf

 

POEMA A LA PAZ SOÑADA EN COLOMBIA

Cuando brille la luz entre los montes

y baje corriendo la sonrisa

el fusil se le vea

monumento de detalle

cuando las manos alcancen

su hacer entre el abrazo

cuando los engañadores

ni la sombra los esconda

cuando la patria y la bandera

tengan su rostro manso

un aliento para salir

por todas partes

y las fiestas en multitudes

se engalanen

el brillo del maíz

cuente su grano

los libros se habrán

como escuelas

y desde el color

los instrumentos lleven canto

y la salud de contagie de la vida

la justicia no se acueste pensativa

ni el lobo blanco la acobarde

ya sabrán lo digo a todos

hemos llegado a buen puerto

!viva la paz!

 

FAB.

 

Bucaramanga, agosto 2017

 

Carta abierta al Gobierno Colombiano y al ELN

http://viva.org.co/cajavirtual/svc0555/articulo04.html

 

17 de agosto de 2017

Sr. Juan Camilo Restrepo
Jefe de Delegación Negociadora del Gobierno Colombiano

Sr. Pablo Beltrán
Jefe de la Delegación Negociadora del ELN

Cordial saludo

En el desarrollo de la cuarta semana de trabajo de la III ronda de diálogos y negociaciones entre el gobierno Colombiano y el ELN, los suscritos, ciudadanas, ciudadanos y organizaciones que trabajamos por un cierre del conflicto armado y unos pactos de paz que permitan a Colombia avanzar en democracia y equidad, queremos manifestarles lo siguiente:

  1. Estamos listos para concurrir a un proceso de participación, con garantías y rigor, desde una pluralidad social, gremial e institucional, con el fin de intercambiar y concertar sobre transformaciones necesarias para construir este acuerdo de paz que nos acerque hacia una paz completa.
  2. La sociedad espera del gobierno y del ELN compromisos concretos para avanzar en la garantía de los derechos humanos y el derecho internacional humanitario. El fin del conflicto es un paso indispensable para el momento que vive Colombia.
  3. Ofrecemos nuestra disposición para participar en un mecanismo de verificación ciudadana al cese bilateral del fuego que pacten las partes.
  4. Antes de la venida del Papa Francisco es posible anunciarle al país los mayores avances y en lo posible un acuerdo en el punto de dinámicas humanitarias y cese al fuego.

Sabemos y nos consta que gobierno Colombiano y ELN, trabajan de manera decidida y comprometida por avanzar, en medio de lógicas que aun siendo muy distantes, pueden encontrar un campo común para avanzar en este proceso de diálogos y negociaciones, que nos acerque a una Paz Completa.

ABC Paz
ADEL-Nariño
Avina
Alianza Social Independiente – ASI
Asociación Colectivo Mujeres al Derecho
Asociación de Abogados Laboralistas del Valle
Asociación de profesores de la Universidad Libre de Cali
Boyapaz – Programa de Desarrollo y Paz del Occidente de Boyacá
Campaña Por una Paz Completa
Casa de la Mujer
Casa de Paz
Campaña Colombiana contra Minas
Consornoc
Cordupaz
Corporación Viva la Ciudadanía
Comisión Intereclesial de Justicia y Paz
Corporación CSOCIANCOL
Consejo Latinoamericano de Iglesias – CLAI
Corporación Programa de Desarrollo y Paz del Magdalena Centro
Corporación Latinoamericana Sur
Comunidades Construyendo Paz en los Territorios – CONPAZ
Ciederpaz
Dialogo Intereclesial por la Paz – Dipaz
Huipaz, Programa de Desarrollo del Huila y Piedemonte Amazónico
Interteam
Grupo Ecuménico de Mujeres Constructoras de Paz – GemPaz
Red Nacional de Programas de Desarrollo y Paz – Redprodepaz
Cinep Programa por la Paz
Corporación Humanas
Corporación Ciase
Colectivo de Pensamiento y Acción Mujeres, Paz y Seguridad
Corporación Claretiana Norman Pérez Bello
Colectiva de Mujeres Refugiadas, Exiliadas y Migradas en España
Comunidad Teológica Latinoamericana y Caribeña – CETELA
Instituto Interamericano de Responsabilidad Social y Derechos Humanos – IIRESODH
Indepaz
Instituto Popular de Capacitación – IPC
Iglesia Presbiteriana de Colombia
Justapaz
Fundación Paz y Reconciliación
Fundación Cultura Democrática
Fundación Ciudad Abierta
Fundación Progresar
Juventud Comunista – Juco
Observatorio Internacional de la Diaspora
Pensamiento y Acción Social – PAS
Puentes para la Paz
Punto de Encuentro por la Paz y la Democracia
Programa de Desarrollo y Paz del Bajo Magdalena
Programa de Desarrollo y Paz del Magdalena Medio
Mesa Sucreña por la Paz
Mujeres Mediadoras
Mencoldes
Observatorio de Realidades Sociales de la Arquidiócesis de Cali
Red de Pobladores de la Redprodepaz
Red Caquetá Paz
Redepaz
Rodeemos el Diálogo
Ruta Pacifica de Mujeres
SI Ambiental
Sin Olvido
Teusaquillo Territorio de Paz
Unión Patriótica.
Vallenpaz
Vamos por los Derechos
Tierrapatria

Horacio Serpa – Senador de la República
Iván Cepeda – Senador de la República
Alirio Uribe – Representante a La Cámara
Antonio Sanguino – Presidente-Vocero Partido Verde
Alonso Tobón – Presidente de la Alianza Social Independiente
Jaime Caycedo – Secretario General del Partido Comunista
Alejo Vargas
Ana Teresa Bernal
Álvaro Jiménez
Adelaida Jiménez
Alonso Ojeda – Vicepresidente del Comité Permanente de Derechos Humanos
Agustín Jiménez
Andrei Gómez Suárez
Blanca Valle Zapata – Socióloga
Betty Giedelmann – Bacterióloga
Camilo González
Carlos Velandia – Gestor de Paz
Carlos Fonseca – Director Corporación Simbiosis
Carlos Medina – Maestro de la Universidad Nacional
Camilo González
Camilo Ospina – Politólogo
Darío Villamizar
Esperanza Hernández
Fernando González
Gloria Ulloa – Presidenta para América Latina y el Caribe Consejo Mundial de Iglesias
Gabriel Becerra – Secretario de la Unión Patriótica
Gilberto Herrera Stella – Agricultor
Gladys Macías – Presidencia Colegiada de Redepaz
Harold Ruiz – Asesor de Paz de la Gobernación de Nariño
Hernando Hernández
Jairo Gómez – Periodista
José Aristizábal
Jorge Gómez
Jaime Zuluaga Nieto
Juan De Dios Silva-Práctico Agrícola
León Valencia
Pedro Santana
Miguel Galvis – Veedor Nacional de la Alianza Social Independiente
Mónica Yarima Lara Agudelo – Psicóloga
María del Pilar Suarez – Socióloga
Norma Inés Bernal
Jesús Vargas – Presidencia Colegiada de Redepaz
Katherine Torres
Luis Ignacio Sandoval – Presidencia Colegiada de Redepaz
Luis Emil Sanabria – Presidencia Colegiada de Redepaz
Manuel Guzmán Hennessey – Maestro de la Universidad del Rosario
Mario Aguilera – Maestro del IEPRI de la Universidad Nacional
Medardo Correa – Investigador Social
Nelson Cruz
Padre Pedro Torres
Pilar Trujillo Uribe
Rafael Colina
Rosa Emilia Salamanca
Ramiro Serna Jaramillo-Economista

Edición 555-Semana del 18 al 24 de agosto de 2017

 

Semanario Virtual CAJA DE HERRAMIENTAS

Edición No. 00555- Semana del 18 al 24 de agosto de 2017-Bogotá D.C.

Lea Artículos sobre el proceso de implementación, visiones de catedráticos, temas de ddhh, etc en:

http://viva.org.co/cajavirtual/svc0555/

 

Deja un comentario